Las manifestaciones pro 'impeachment' de Rousseff no tienen la afluencia esperada

Publicado 13/12/2015 19:12:53CET
A demonstrator gestures as she holds an inflatable doll of Brazil's former presi
UESLEI MARCELINO / REUTERS

   RÍO DE JANEIRO, 13 Dic. (Notimérica) -

   Alrededor de un centenar de ciudades de todo Brasil han acogido este domingo manifestaciones a favor del 'impeachment' a la presidenta Dilma Rousseff, aunque en general la afluencia ha sido menor a la esperada por los organizadores.

   La convocatoria, liderada por movimientos populares fuera de los partidos políticos, como 'Vem para Rua' o 'Movimento Brasil Livre', ha conseguido reunir a pocos miles de personas en la mayoría de ciudades, en contraste con las últimas marchas del 16 de agosto o con las masivas protestas del mes de marzo.

   La playa de Copacabana en Río de Janeiro ha acogido a apenas dos millares de personas, y el desánimo quedaba patente incluso entre algunos presentes: "La gente está muy acomodada y se está cansando, me da mucha rabia", comentaba a Notimérica Regina Lucia, una habitual en las protestas contra el Gobierno del Partido de los Trabajadores (PT).

   En Brasilia, la concentración se ha producido en la explanada del Congreso Nacional, donde varias personas han cargado un ataúd con una bandera roja simbolizando el "entierro" del PT y posteriormente lo han quemado.

   En São Paulo ha destacado la presencia de una figura importante del principal partido de la oposición, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el senador Aloysio Nunes, que fue candidato a vicepresidente. "Ella mintió durante la campaña, financiada con dinero sucio. El nombre de esta crisis es Dilma", ha asegurado rodeado de seguidores.

   En general la jornada ha transcurrido sin incidentes. En Belém, la capital del estado de Pará, ha habido cierta tensión debido a la presencia de un camión de sonido de la Central Única de los Trabajadores (CUT), sindicato que gritaba a favor de la presidenta Rousseff. La Policía Militar ha tenido que montar un cordón de seguridad para evitar incidentes.

   Los organizadores no han querido dar cifras oficiales de asistencia, pero según la Policía Militar ha habido 6.000 personas en Brasilia, 1.000 en Recife, 500 en Salvador de Bahía y 300 en Belo Horizonte, según recoge la prensa local.

   Los convocantes han reconocido que no han conseguido el éxito de marchas anteriores, pero han remarcado que el acto de este domingo es apenas un "calentamiento para el impeachment" y que lo más probable es que próximamente se formalice la convocatoria de otra gran protesta para el próximo 13 de marzo, cuando se cumplirá el primer año de las manifestaciones contra el Gobierno de Rousseff.

Para leer más