Publicado 04/06/2024 15:37

Manifestantes atacan y cierran dos restaurantes de una cadena de comida rápida de EEUU en Bagdad, Irak

Archivo - Un policía de Irak cerca de la Embajada de EEUU, en la 'Zona Verde' de Bagdad (archivo)
Archivo - Un policía de Irak cerca de la Embajada de EEUU, en la 'Zona Verde' de Bagdad (archivo) - Ameer Al Mohammedaw/dpa - Archivo

Los incidentes de este tipo han ido al alza en medio de los llamamientos al boicot por el apoyo de Washington a Israel

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de manifestantes ha atacado y provocado el cierre de dos restaurantes de la cadena de comida rápida estadounidense Kentucky Fried Chicken (KFC) en la capital de Irak, Bagdad, en el marco de las protestas contra compañías del país norteamericano por el apoyo de Washington a Israel.

Fuentes de seguridad citadas por la cadena de televisión iraquí Al Sumaria han indicado que "jóvenes manifestantes han cerrado dos restaurantes de KFC en la calle Palestina de Bagdad", sin que por ahora haya informaciones sobre posibles daños materiales.

"Las fuerzas de seguridad están reforzando las medidas en Rusafa ante cualquier tipo de emergencia", han manifestado, en medio de los llamamientos en redes sociales a favor de atacar empresas y otros intereses estadounidenses en el país por la ofensiva militar de Israel contra la Franja de Gaza.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión kurda Rudaw, algunos de los manifestantes iban armados y han asaltado ambos restaurantes. El incidente es el segundo de este tipo contra restaurantes de esta cadena, tras otro ataque a finales de mayo por parte de dos sospechosos que lanzaron un artefacto explosivo de fabricación artesanal contra uno de sus locales en la calle Palestina.

Apenas unos días después, las oficinas de la empresa estadounidense Caterpillar y el Instituto Cambridge, situado también en la calle Palestina, fueron objetivo de un ataque con granadas aturdidoras que se saldó sin víctimas o daños materiales.

El Ministerio del Interior han confirmado durante la detención de varias personas por su presunta relación con el ataque y otros asaltos contra empresas estadounidenses y de otros países occidentales y ha especificado que "desafortunadamente, algunos de ellos pertenecen a una rama de las fuerzas de seguridad" y ha agregado que "llevaron a cabo estas acciones con el pretexto de dañar los intereses estadounidenses" en el país.

"Varios acusados han sido detenidos y han admitido durante las investigaciones que participaron en actos de sabotaje", ha señalado en un comunicado en su cuenta en la red social Facebook, donde ha afirmado que los arrestos han llegado tras una serie de órdenes emitidas por tribunales del país.

Estos asaltos son parte de los llamamientos al boicot y el ataque contra empresas de Estados Unidos por la ofensiva de Israel contra Gaza, lanzada tras los ataques ejecutados el 7 de octubre por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y otras facciones palestinas contra territorio israelí, que dejaron cerca de 1.200 muertos y unos 240 secuestrados.

La ofensiva de Israel ha dejado hasta la fecha cerca de 36.500 palestinos muertos, según los datos facilitados por las autoridades gazatíes, controladas por Hamás, a los que se suman cerca de 520 palestinos muertos a manos de las fuerzas de seguridad israelíes y en ataques perpetrados por colonos desde el 7 de octubre en Cisjordania y Jerusalén Este.

Contador