Publicado 16/03/2021 12:24CET

Manifestantes irrumpen en el Palacio Presidencial en Adén durante una protesta contra la crisis económica en Yemen

Archivo - El primer ministro del Gobierno de Yemen reconocido internacionalmente, Main Abdulmalik
Archivo - El primer ministro del Gobierno de Yemen reconocido internacionalmente, Main Abdulmalik - Jean Marc Ferre/UN Geneva/dpa - Archivo

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Decenas de manifestantes han irrumpido este martes en la sede del Palacio Presidencial de la ciudad yemení de Adén (sur), sede del Gobierno reconocido internacionalmente, en el marco de una protesta contra la crisis económica y la depreciación de la moneda local.

Fuentes locales citadas por la cadena de televisión qatarí Al Yazira han indicado que los manifestantes, entre los que hay miembros de las fuerzas de seguridad que no han recibido salarios desde hace meses, no han encontrado resistencia por parte de las fuerzas del Consejo Nacional de Transición (CNT).

Según estas informaciones, la entrada de los manifestantes en las instalaciones no ha derivado por el momento en incidentes violentos y se estarían llevando a cabo esfuerzos de mediación. Por el momento se desconoce si el primer ministro, Main Abdulmalik, y el resto de su Gobierno están en el palacio.

Al Yazira ha resaltado que la seguridad del interior del palacio está en manos de fuerzas saudíes, si bien el exterior y los alrededores depende del CNT, que aglutina a separatistas suryemeníes y que cuenta con el apoyo de Emiratos Árabes Unidos (EAU). Riad y Abú Dabi son parte de la coalición internacional frente a los huthis.

El Gobierno yemení, formado en diciembre tras un acuerdo entre las autoridades y el CNT, llegó a Adén a finales de diciembre desde Arabia Saudí. Minutos después del aterrizaje del avión estalló una bomba en el aeropuerto que dejó al menos 25 muertos, suceso achacado a los huthis, que se distanciaron de lo sucedido.

El Ejecutivo reconocido internacionalmente tiene su sede en Adén desde que los rebeldes huthis se apoderaron de la capital, Saná, a finales de 2014. Sin embargo, el presidente, Abdo Rabbu Mansur Hadi, lleva sus asuntos entre Adén y Riad, mientras Arabia Saudí lidera una coalición internacional para derrotar a los insurgentes.

El conflicto ha sufrido un recrudecimiento en varios frentes durante los últimos meses, pese a los esfuerzos internacionales de mediación, en una guerra ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial. Actualmente, casi el 80 por ciento de la población, unos 24 millones de personas, necesitan asistencia en el país, donde hay más de 20 millones en inseguridad alimentaria.