Publicado 29/10/2021 01:10CET

El marido de Zaghari-Ratcliffe continuará su huelga de hambre tras una "decepcionante" reunión con el Gobierno británico

25 October 2021, United Kingdom, London: Richard Ratcliffe, the husband of Iranian-British dual citizen Nazanin Zaghari-Ratcliffe who has been detained in Iran since 3 April 2016, begins a hunger strike outside the Foreign Office in London and intends to
25 October 2021, United Kingdom, London: Richard Ratcliffe, the husband of Iranian-British dual citizen Nazanin Zaghari-Ratcliffe who has been detained in Iran since 3 April 2016, begins a hunger strike outside the Foreign Office in London and intends to - Steve Parsons/PA Wire/dpa

   Lamenta que Reino Unido "no priorice" la liberación de la activista británica-iraní en sus conversaciones con Irán

   MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Richard Ratcliffe, marido de la ciudadana británica-iraní Nazanin Zaghari-Ratcliffe, ha calificado como "decepcionante" la reunión que ha mantenido este jueves con la ministra de Exteriores de Reino Unido, Liz Truss, por lo que ha prometido seguir con su segunda huelga de hambre para presionar al Ejecutivo británico a hacer más para lograr la liberación de su esposa, presa en Irán.

   "Mi crítica al Gobierno británico es que no han priorizado la seguridad de los ciudadanos británicos en el curso de sus negociaciones nucleares, en el curso de sus discusiones con Irán", ha lamentado Richard en declaraciones a la cadena BBC tras el encuentro, en el que también ha participado el diputado Tulip Siddiq.

   Así, ha afirmado sentirse "decepcionado" de que en la cita, que ha durado alrededor de una hora, el Gobierno no haya ofrecido ninguna garantía sobre la liberación de la activista y ha lamentado que el Ejecutivo siga siendo "demasiado tímido" en los esfuerzos que realiza al respecto.

   En este sentido, ha criticado que otras cosas sean "más importantes" para el Gobierno, cuando "en realidad" lo "más importante debe ser proteger a sus propios ciudadanos".

   Richard Ratcliffe se instaló el domingo frente a la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores para llevar a cabo la huelga de hambre después de que las autoridades iraníes hayan anunciado la desestimación del recurso presentado contra una segunda sentencia de cárcel impuesta a la activista. La sentencia es de un año de cárcel y un año más de prohibición de salir del país, mientras ya ha cumplido cinco años por espionaje.

   El caso estaría vinculado al impago por parte de Reino Unido de una deuda histórica con Irán por 400 millones de libras (unos 473 millones de euros). Londres asegura que las sanciones a Irán impiden que se haga el pago por el reembolso de los fondos abonados por la compra de carros de combate Chieftain antes de la Revolución Islámica de 1979 y que nunca fueron entregados.

   Zaghari-Ratcliffe perdió su última apelación en el proceso por propaganda del que está acusada y podría volver a prisión "en cualquier momento", según hizo saber este pasado sábado una diputada británica.

   La activista, de 42 años y colaboradora de la Thomson Reuters Foundation, fue puesta en libertad vigilada en marzo tras cumplirse los cinco años en prisión a los que fue condenada por cargos de conspiración y espionaje.

   Sin embargo, poco después fue imputada con nuevos cargos de propaganda contra la República Islámica por participar en 2009 en una manifestación frente a la Embajada británica en Londres y realizar declaraciones al servicio en persa de la BBC.

   El Gobierno británico ha pedido reiteradamente su liberación y considera que su encarcelamiento es "arbitrario" y una "represalia diplomática".

Contador