Publicado 19/07/2021 18:48CET

Marruecos.- AI pide a las autoridades de Marruecos garantizar "urgentemente" un nuevo juicio al periodista Omar Radi

Archivo - 03 May 2021, Tunisia, Tunis: Members of the Tunisian Journalists Union take part in a demonstration demanding the release of the Moroccan journalists Omar Radi and Souleimane Raissouni, on the occasion of World Press Freedom Day. Photo: Jdidi Wa
Archivo - 03 May 2021, Tunisia, Tunis: Members of the Tunisian Journalists Union take part in a demonstration demanding the release of the Moroccan journalists Omar Radi and Souleimane Raissouni, on the occasion of World Press Freedom Day. Photo: Jdidi Wa - Jdidi Wassim/SOPA Images via ZUM / DPA - Archivo

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

La ONG Amnistía Internacional (AI) ha pedido este lunes a las autoridades de Marruecos garantizar "urgentemente" un nuevo juicio al periodista Omar Radi, condenado a seis años de cárcel en un proceso que, según la organización, ha estado "empañado por flagrantes violaciones" al debido proceso.

Sobre Radi pesaban cargos por espionaje y violación y, antes de su arresto, "fue acosado por las autoridades por su valiente trabajo periodístico criticando las violaciones de los Derechos Humanos y exponiendo la corrupción", ha señalado la directora adjunta de AI para Oriente Próximo y el norte de África, Anma Guellali.

"Incluso desde que su juicio empezó ha tenido defectos", ha continuado, antes de señalar que las autoridades "privaron a Radi de su derecho a una defensa" o que el periodista y su equipo legal no pudieron tener acceso a alguna de las pruebas presentadas contra él.

"Se le denegaron todas las solicitudes de citación de testigos a la defensa en los casos que se le imputaron", ha señalado Guellali, que también ha indicado que Radi lleva casi un año recluido en régimen de aislamiento.

"Condenar a alguien a seis años de prisión después de un procedimiento tan defectuoso no es justicia. Las autoridades marroquíes deben garantizar urgentemente un nuevo juicio justo en línea con los estándares internacionales", ha concluido.

Omar Radi es uno de los fundadores de Le Desk, una web de noticias independiente de publica contenido crítico con las autoridades. Su periodismo se ha centrado en la política y en la investigación de casos de corrupción de las autoridades del país.

El 29 de julio de 2020, las autoridades le arrestaron y le imputaron por "dañar la seguridad interior y exterior de Marruecos", en base a la acusación de que había recibido financiación de fuentes "vinculadas con agencias de Inteligencia extrajeras".

AI considera que se trata de acusaciones falsas, ya que el dinero está relacionado con becas de investigación de periodismo y consultorías independientes, ambas protegidas por su derecho a la libertad de expresión.

Radi también fue imputado por "violación" y "agresión sexual contra una mujer", después de que una excolega de 'Le Desk' le denunciara el 12 de julio de 2020. Él ha negado la acusación.

"Es fundamental que todas las denuncias por agresión sexual sean investigadas correctamente y que los perpetradores sean llevados ante la Justicia", ha indicado AI al respecto, subrayando que, independientemente de lo graves que sean los cargos contra él, las autoridades marroquíes deben asegurar que es tratado de forma "justa" y se le garantiza un juicio justo.

Por otro lado, el junio de 2020, Amnistía Internacional reveló que Radi estaba siendo espiado por las autoridades marroquíes utilizando un programa desarrollado por la compañía israelí NSO Group. Tras la publicación de su investigación, las autoridades de Marruecos lanzaron una campaña de difamación contra la organización, "en un intento de desacreditar sus hallazgos y de distraer de la ilegal vigilancia a periodistas y defensores de Derechos Humanos" en el país africano.

El acta de acusación de los casos de espionaje y violación contra Radi, datado el 18 de marzo de 2021, confirma que las autoridades vigilaban al periodista desde el 29 de diciembre de 2017, recuerda AI.

Contador