Publicado 10/06/2021 17:33CET

Marruecos.- Alemania admite que su actividad consular en Marruecos está "muy limitada" por el pulso político

09 June 2021, Berlin: German Chancellor Angela Merkel arrives to attend the weekly cabinet meeting at the Chancellery. Photo: Markus Schreiber/AP POOL/dpa
09 June 2021, Berlin: German Chancellor Angela Merkel arrives to attend the weekly cabinet meeting at the Chancellery. Photo: Markus Schreiber/AP POOL/dpa - Markus Schreiber/AP POOL/dpa

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Embajada de Alemania en Marruecos ha admitido que el apoyo consular que brinda en el reino alauí está "muy limitado" desde que las autoridades marroquíes decidiesen romper el 1 de marzo su cooperación con la legación diplomática, alegando una serie de afrentas por parte de Berlín.

El Gobierno marroquí llamó a consultas en mayo a su embajadora en Alemania por los "actos hostiles" que le atribuye al Gobierno de Angela Merkel, entre ellos su "actitud negativa" en relación al Sáhara Occidental, un territorio sobre el que Rabat reclama plena soberanía.

Ya antes, el 1 de marzo, el reino alauí había suspendido su cooperación con la Embajada y con otras instituciones alemanas, lo que se ha traducido en una asistencia "muy limitada", como explica la propia legación en un comunicado publicado este jueves.

Así, se habrían visto afectadas las intervenciones de la Embajada en favor de ciudadanos alemanes o la renovación de los permisos de residencia, hasta el punto de que Berlín recomienda "encarecidamente" que se abandone Marruecos antes de que expire el visado, que tiene una duración de 90 días. La Policía estaría rechazando las peticiones "sin dar ninguna razón", advierte.

Rabat ha repasado en estos últimos meses distintos agravios para justificar su pulso con Berlín, en el que se cuela también la situación del Sáhara Occidental. "Su activismo antagónico tras la proclamación presidencial estadounidense que reconoce la soberanía de Marruecos sobre su Sáhara es un acto grave que no se ha explicado hasta el momento", esgrimió el Ministerio de Exteriores marroquí en mayo, en alusión a las diferencias abiertas desde que en diciembre intercedió el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Las relaciones diplomáticas entre Berlín y Rabat ya se vieron afectadas entonces, si bien las autoridades alemanas alegaron que no habían variado un ápice la posición que venían defendiendo y que pasa por sostener que el estatus de la antigua colonia española sigue pendiente de resolverse.

Contador