Publicado 04/07/2020 14:29CET

Marruecos.- Amnistía denuncia una campaña de "difamación" de Marruecos por denunciar espionaje a periodistas

Marruecos.- Amnistía denuncia una campaña de "difamación" de Marruecos por denun
Marruecos.- Amnistía denuncia una campaña de "difamación" de Marruecos por denun - AMNISTÍA INTERNACIONAL - Archivo

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional ha denunciado una campaña de "difamación" puesta en marcha por Marruecos en represalia por la denuncia de la utilización de un programa israelí de espionaje para interceptar las comunicaciones de periodistas incómodos.

"La campaña coordinada de difamación contra Amnistía Marruecos demuestra lo intolerantes que se han vuelto ante la crítica legítima", ha apuntado Amnistía Internacional este sábado.

Además refuta que no se le haya dado a Rabat su derecho de réplica y asegura que el pasado 9 de junio se remitió un correo electrónico a cinco responsables del Ministerio de Derechos Humanos, dos semanas antes de la publicación del informe, pero no hubo respuesta.

Amnistía denuncia por otra parte que el principal sujeto del informe, Omar Radi, fue citado por la Policía Judicial el 24 de junio y el 2 de julio, después de la publicación del documento.

El viernes ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita, emplazaba a la organización a presentar las "pruebas que respalden su informe" y criticaba el comportamiento "no profesional" de la ONG con Marruecos desde hace años. Además aseguraba que no les habían dado margen para la réplica y no habían contestado a sus peticiones.

"Esta campaña de difamación y falsas afirmaciones contra Amnistía Internacional busca desacreditar una sólida investigación sobre Derechos Humanos que ha destapado varios incidentes de espionaje ilegal con productos del Grupo NSO. En lugar de recibir las conclusiones de nuestro informe de forma constructiva, las autoridades optan por atacar al mensajero", ha argumentado la directora para Oriente Próximo de Amnistía Internacional, Heba Morayef.

Amnistía denunció en junio que el periodista marroquí Omar Radi estaría siendo espiado utilizando tecnología de la empresa israelí NSO Group, que protagonizó un escándalo en 2019 por el uso de sus equipos para espiar a periodistas, disidentes y activistas en varios países, tras lo cual se comprometió a respetar los Derechos Humanos e impedir el uso de sus productos para estos fines.

En concreto, Amnistía afirmó que Radi fue espiado con el software Pegasus de NSO apenas unos días después del anuncio del cambio de política de la empresa, en septiembre de 2019, según la investigación de la organización.

Radi, periodista de investigación que vive en Rabat, fue objetivo de hasta tres ataques "de inyección de red" y su teléfono fue contaminado con una herramienta de NSO, según el examen realizado por expertos de Amnistía sobre el dispositivo.

Este ataque permite espiar un teléfono sin necesidad de que el usuario pinche en ningún enlace en concreto, instalando una antena de telefonía falsa cerca del objetivo y permitiendo así interceptar y redirigir sus comunicaciones hasta páginas que instalan programas maliciosos.

Radi trabaja como periodista freelance principalmente para el portal de noticias marroquí Le Desk y pertenece al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (CIPI). Suele escribir sobre Derechos Humanos, movimientos sociales y derechos sobre terrenos.

El periodista ha sido interrogado y mantenido en confinamiento y fue condenado a cuatro meses de prisión en marzo por un mensaje publicado en Twitter en abril de 2019 en el que criticaba el proceso judicial abierto contra varios activistas.