Publicado 01/06/2021 15:01CET

Marruecos.- España se reafirma en su postura frente a Marruecos pero confía en lograr la vuelta a la normalidad

Montero dice que al Ejecutivo "no le consta" un avión que se dirigía a España a recoger a Ghali y el Polisario lo desmiente

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno se ha reafirmado este martes en la posición defendida por el presidente, Pedro Sánchez, frente a Marruecos tras el duro comunicado publicado por su Ministerio de Exteriores comparando la cuestión del Sáhara con el independentismo catalán, si bien ha reiterado su confianza en que mediante la diplomacia se logre reconducir la situación y la vuelta a la normalidad.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha sostenido que Sánchez expuso "con total claridad la posición" del Gobierno respecto a esta crisis y al "asalto" ocurrido en Ceuta y que no se puede "condicionar" la política exterior de España.

Después de que Rabat criticara en un segundo comunicado las palabras de Sánchez y expresara su sorpresa, "insistimos en que no es admisible que el Gobierno de Marruecos desafíe la frontera y la integridad territorial por discrepancias en política exterior", ha subrayado Montero, incidiendo además en que la postura de España respecto al Sáhara permanece inalterable.

Todo esto no quita, ha dicho la portavoz del Gobierno, que se apueste por una "actitud constructiva" con el país vecino ni impide que haya una "voluntad de que acabe la tensión" puesto que "España quiere y desea mantener una buena relación como siempre" con Marruecos.

VUELTA CUANTO ANTES A LA NORMALIDAD

"Queremos que se vuelva cuanto antes a la normalidad", ha asegurado Montero, apostando por dejar a la "alta diplomacia" hacer su trabajo desde la discreción "para que se puedan reconducir situaciones complejas o malentendidos".

España y Marruecos, ha recalcado la portavoz del Gobierno, son "dos países que se necesitan" tanto por su vecindad como por las fuertes relaciones comerciales y, además, en el caso de Rabat porque España es su principal valedor en la UE.

"Es imprescindible que volvamos a retomar la normalidad entre los dos países, que fue alterada con motivo de un asalto en toda regla que se produjo en nuestra frontera con la llegada 10.000 personas" de forma irregular a Ceuta, ha sostenido, puntualizando que la presión en las fronteras ha disminuido aunque se mantiene la presencia de los cuerpos de seguridad.

ATAQUE A LAS FRONTERAS

Lo ocurrido, según Montero, no fue una crisis migratoria "sino que fue un ataque real a nuestras fronteras" y por tanto el Gobierno tiene la "obligación" de mantener la unidad y la integridad en todo el territorio.

Así las cosas, ha apostado por no decir nada que "pueda dificultar la negociación" que se está llevando a cabo desde el Ministerio de Exteriores y ha asegurado que la vocación del Gobierno "es de encuentro y entendemos que la de Marruecos también".

Por otra parte, la ministra de Hacienda ha recordado que en España el poder judicial es independiente y por tanto le corresponde a este decidir las medidas que adoptar contra el líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, cuya hospitalización en Logroño para recibir tratamiento contra la COVID-19 fue el detonante de la crisis diplomática.

Ghali ha negado este martes cualquier implicación en las graves violaciones de Derechos Humanos que le atribuyen las dos querellas presentadas en su contra durante la declaración que ha llevado a cabo por vía telemática ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.

PIDE A GHALI COLABORAR CON LA JUSTICIA

En este sentido, Montero ha pedido al líder del Polisario que "colabore con la justicia, como ha hecho" hasta ahora, al tiempo que ha dicho que una vez se recupere el Gobierno entiende que "se marchará a su lugar de origen".

Por otra parte, la portavoz del Gobierno ha asegurado que "no le consta" que un avión militar argelino que viajaba presuntamente a España para recoger a Ghali haya dado media vuelta cuando estaba ya cerca de Ibiza.

Asimismo, fuentes del Frente Polisario han desmentido "categóricamente" a Europa Press que este avión tenga algo que ver con el también presidente de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Contador