Publicado 13/12/2020 15:32CET

Marruecos.- Los islamistas de Marruecos rechazan la normalización de relaciones con Israel

Imagen de archivo de una manifestación islamista en Rabat, Marruecos
Imagen de archivo de una manifestación islamista en Rabat, Marruecos - 2011 GETTY IMAGES / SPENCER PLATT - Archivo

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento Unidad y Reforma (MUR), ala religiosa del Partido Justicia y Desarrollo (PJD), integrado en el Gobierno marroquí, ha manifestado su rechazo a la decisión del Gobierno de normalizar sus relaciones con Israel en un acuerdo mediado por Estados Unidos.

La dirección ejecutiva del MUR considera que "las medidas tomadas por Marruecos, que preside el Comité Al Quds (Jerusalén), son un hecho lamentable". "Es una iniciativa inaceptable e incompatible con el constante y honroso apoyo de Marruecos, que siempre ha colocado la causa palestina en pie de igualdad con la cuestión del Sáhara marroquí", ha argumentado.

Por ello, advierten de "la gravedad de las medidas anunciadas y sus consecuencias negativas", ya que representan "una amenaza para la cohesión del tejido social y la estabilidad y unidad de la patria".

El MUR llama por todo ello al pueblo marroquí y a "todas las fuerzas de la sociedad" a "unir sus esfuerzos para hacer frente a la amenaza de la infiltración sionista y oponerse a cualquier forma de normalización".

Sin embargo, el PJD ha respaldado las medidas anunciadas por el rey Mohamed VI, aunque ha expresado su apoyo a la "causa palestina" y su "firme oposición a la ocupación sionista", una reacción emitida dos días después del anuncio de normalización de relaciones.

Sí ha saludado fervientemente en cambio el cambio de política estadounidense vinculada a este reconocimiento de Israel por el que Washington reconoce la soberanía marroquí sobre la antigua colonia española del Sáhara Occidental. "Abre nuevos horizontes para el fortalecimiento de Marruecos a nivel internacional y aísla aún más a los adversarios de nuestra integridad territorial", ha subrayado.

El viernes el grupo islamista Adl Wal Ihssane, considerado una de las principales formaciones opositoras pese a estar ilegalizado, advertía de que la normalización de relaciones con Israel supone "una puñalada por la espalada a la causa palestina".

El acuerdo incluye además la inclusión de la historia y cultura judías en Marruecos en el currículum escolar, un hito en una región en el que el islam sigue siendo la religión del Estado.

En 1940 había unos 250.000 judíos en Marruecos, un 10 por ciento de la población, gran parte descendientes de los que se asentaron en el país tras su expulsión de España por los Reyes Católicos en 1942. Muchos emigraron a Israel tras la creación del Estado hebreo, pero aún existe una importante comunidad judía de unas 3.000 personas, la más numerosa del norte de África.