Publicado 05/11/2020 21:10CET

Marruecos.- Mueren cerca de 30 personas tras quedar a la deriva su embarcación cuando intentaban llegar a Canarias

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 30 personas han muerto tras quedar a la deriva su embarcación cuando intentaban llegar a las Islas Canarias desde la localidad de Dajla, situada en la zona del Sáhara Occidental controlada por Marruecos, según ha confirmado la ONG Alarm Phone.

"Ayer escuchamos que 30 personas estaban desaparecidas cuatro días después de haber salido de Dajla en dirección a Canarias. Hoy, la Armada marroquí ha confirmado que ha encontrado la embarcación con 30 muertos a bordo", ha señalado a través de su cuenta en la red social Twitter, antes de expresar sus condolencias a los familiares de las víctimas.

El suceso ha tenido lugar cerca de una semana después de que se confirmara la muerte de cerca de 200 migrantes tras el hundimiento de dos embarcaciones que intentaban llegar a las Islas Canarias desde Senegal.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) indicó el 29 de octubre que al menos 140 migrantes y refugiados murieron después de que una de las embarcaciones se hundiera frente a las costas de Senegal, en el naufragio más mortífero registrado en lo que va de 2020.

Horas después, las autoridades mauritanas indicaron que cerca de 40 personas murieron después de que su embarcación quedara a la deriva en aguas del océano Atlántico. Un total de 37 supervivientes lograron que la embarcación cambiara la dirección y entrara en aguas territoriales mauritanas, donde fueron localizados por una patrulla de la Guardia Costera.

Tras ello, el jefe de la OIM en Senegal, Bakary Doumbia, hizo un llamamiento a la "unidad" de la comunidad internacional para poner fin al tráfico de personas, "que se aprovecha de jóvenes desesperados" que buscan un futuro mejor en los países del sur de Europa.

La OIM calcula que este año han llegado a Canarias unas 11.000 personas, lejos de las 2.557 registradas en el mismo periodo de 2019 pero aún por debajo de la crisis de los cayucos de 2006, cuando la cifra se disparó hasta los 32.000. La agencia estima que solo en 2020 han perdido la vida 414 migrantes y refugiados en esta ruta.

Contador