Actualizado 29/10/2012 18:15 CET

Martinelli culpa a la oposición de la violencia en las protestas en Panamá

Protestas en Panamá, en la ciudad de Colón
Foto: REUTERS

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, ha responsabilizado a la oposición de la violencia de las protestas contra la conocida como Ley 72, que permitía la venta de tierras de la Zona Libre de Colón, y, tras informar de su derogación, ha hecho un llamamiento al diálogo para estudiar de nuevo la cuestión. En las huelgas y manifestaciones de los últimos diez días han muerto tres personas.

   "Si creímos que la ley estaba consensuada, nos equivocamos. Por varios días, el diálogo propuesto por el Gobierno no prosperó. Lo entiendo. Existe una frustración y desconfianza acumulada, producto de cuarenta años de abandono", afirmó Martinelli en la tarde del domingo en declaraciones retransmitidas por la televisión pública.

   Así, destacó que lo importante era salvar vidas y restablecer la paz: "Podemos derogar leyes, pero las vidas perdidas son irreemplazables", dijo. "Ese era el único interés de la Ley, poder conseguir de forma expedita dinero para nuestros hermanos de Colón", apostilló, al tiempo que convocó de nuevo a una mesa de diálogo para abordar la reforma de la Zona Libre de Colón.

   El mandatario aseguró sentirse triste por las vidas perdidas y los bienes que fueron saqueados. "En vez de avanzar retrocedimos y todos debemos reflexionar sobre lo ocurrido", añadió, según recoge el diario panameño 'La Prensa'.

   En concreto, Martinelli acusó a la oposición de "promover la inestabilidad" y de no contribuir al clima de paz que requiere el desarrollo del país. "Hago un llamado a la conciencia de los políticos, que en vez de apoyar el llamado al diálogo del Gobierno en beneficio de los colonenses, buscaron su propio interés, creando más violencia e incertidumbre", indicó.

   Desde la oposición han lamentado que Martinelli, principal impulsor de la privatización de la Zona Libre de Colón, no se haya disculpado por lo ocurrido. Así, el vicepresidente Juan Carlos Varela, del opositor Partido Panameñista, reprochó a Martinelli no reconocer lo que provocó toda la crisis. "Venir a buscar responsables cuando él es el único. Hay que ver si él realmente siente lo que dijo", declaró.

   También el secretario general del Partido Revolucionario Democrático, Juan Carlos Navarro, reprochó al presidente no haberse disculpado. "No escuché lo que deseaba, que no era más que una disculpa pública del señor presidente y del Gobierno al pueblo colonense y a Panamá por aprobar de manera acelerada esta ley inconsulta. Espero que hayan aprendido la lección", dijo.

   La derogación de la norma ha entrado en vigor este lunes tras su aprobación por unanimidad en la Asamblea Nacional y la firma para convertirla en ley por parte de Martinelli.