Publicado 31/03/2021 15:33CET

Maruan Barghuti, un alto cargo de Al Fatá encarcelado en Israel, concurrirá a las elecciones en una lista independiente

Archivo - Maruan Barghuti, alto cargo de Al Fatá encarcelado en Israel
Archivo - Maruan Barghuti, alto cargo de Al Fatá encarcelado en Israel - URIEL SINAI/GETTY IMAGES - Archivo

La decisión supone un nuevo golpe para Abbas antes del proceso electoral

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alto cargo de Al Fatá Maruan Barghuti, encarcelado en Israel, ha anunciado su decisión de presentarse en una lista independiente a las próximas elecciones parlamentarias en los Territorios Palestinos Ocupados, en lo que supone un duro golpe para el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

Según las informaciones recogidas por la agencia palestina de noticias Maan, Barghuti ha alcanzado un acuerdo con el bloque de Naser al Qudua de cara a los comicios, previstos para el 22 de mayo, una lista que cuenta además con más de un 30 por ciento de candidatas.

Al Qudua, sobrino del expresidente palestino Yaser Arafat y considerado un crítico de Abbas, fue cesado el 10 de marzo del Comité Central de Al Fatá tras anunciar su decisión de presentarse como candidato independiente a las elecciones. El partido le dio 48 horas para retirar su postura y, tras no hacerlo, procedió a su expulsión.

Así, está previsto que la lista sea presentada formalmente en las próximas horas ante la comisión electoral, que cerrará el proceso de admisión de candidatos durante la jornada, ahondando una crisis política en el seno de Al Fatá.

Barghuti, condenado en 2004 a cinco cadenas perpetuas y 40 años de cárcel por su papel en tres atentados perpetrados en Israel que se saldaron con cinco muertos durante la Segunda Intifada, es una figura muy influyente en la política palestina y cuenta con numerosos seguidores.

De hecho, un sondeo publicado este mismo miércoles por el Centro Palestino para Investigación Política y de Encuestas revela que, si Barghuti se presentara en una lista independiente, obtendría casi los mismos votos que Al Fatá, ante los últimos desafíos a Abbas por parte de importantes miembros de la formación.

Así, ante este escenario, un 27 por ciento de la población --un 20 por ciento en Cisjordania y un 36 por ciento en la Franja de Gaza-- votarían a favor de Hamás, mientras que un 24 por ciento lo haría por Al Fatá, un 20 por ciento por Barghuti y un siete por ciento por Mahmud Dahlan, antiguo 'hombre fuerte' de Al Fatá en Gaza también distanciado de Abbas.

Al Fatá y Hamás acordaron el 24 de septiembre organizar elecciones en un plazo máximo de seis meses, en el marco de unos contactos mantenidos en Turquía para abordar el proceso de reconciliación y poner en marcha los que serían las primeras elecciones desde 2006.

Tras ello, la comisión electoral anunció que el 22 de mayo se celebrarán las elecciones parlamentarias, mientras que las presidenciales y las elecciones al Consejo Nacional Palestino tendrán lugar el 31 de julio y el 31 de agosto, respectivamente.

Las elecciones de 2006 y la victoria de Hamás en las urnas provocaron que la comunidad internacional cortara sus ayudas a las autoridades palestinas, lo que abocó a ambas facciones a unos enfrentamientos que finalizaron con la separación administrativa de los Territorios Ocupados Palestinos.

Desde entonces, Al Fatá controla Cisjordania --a pesar de no haberse hecho con la victoria en las elecciones-- y Hamás está al frente de la Franja. Las reuniones entre las partes para resolver sus diferencias han sido infructuosas hasta la fecha.

Contador