Actualizado 01/03/2012 20:27:33 +00:00 CET

Más de 20 candidatos a alcalde en Nuevo León abandonan la campaña por presión del crimen organizado

MÉXICO DF, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Al menos una veintena de candidatos a alcalde en el estado mexicano de Nuevo León (norte) han abandonado la campaña electoral por presión de los cárteles de la droga, confirmaron fuentes del opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD).

"Se echaron para atrás porque se ven amenazados, pues no quieren ir a la elección porque no hay garantías", advirtió el secretario del PRD en Nuevo León, Eduardo Arquijo Baldenegro, al asegurar que en la contienda electoral en esa región "sólo llega el que ha pactado".

El anuncio se conoce poco después de que el mandatario mexicano, Felipe Calderón, y los 32 gobernadores encabezaran un consejo de seguridad especial para acordar el protocolo de seguridad que se pondrá en marcha antes, durante y después de las elecciones del próximo 1 de julio.

En los comicios, el PRD sólo tendrá 25 candidaturas de las 51 que se requieren para cubrir todas las alcaldías en Nuevo León, estado que se ha convertido en uno de los epicentros de las operaciones del crimen organizado por su proximidad a Estados Unidos.

"Para nosotros esto supone un grave costo electoral", lamentó Arquijo en declaraciones recogidas por la prensa local, al afirmar que "no es justo" que estos políticos hayan tenido que declinar su candidatura cuando existe "un Estado que está para darles garantías".

La mayoría de las denuncias de amenazas de los cárteles de la droga proceden de los municipios ubicados cerca de la frontera con el estado mexicano de Tamaulipas y de la frontera con Estados Unidos.

Los ahora excandidatos han sido amenazados por teléfono y personalmente por presuntos miembros del crimen organizado que han logrado conseguir las direcciones de sus viviendas y negocios.

Arquijo expresó sentirse preocupado por "la inseguridad, la impunidad, la corrupción que está viviendo el estado" y denunció que los representantes de los grandes partidos mexicanos han podido convertirse en alcaldes porque "pactaron con los grupos delictivos" para poder realizar una campaña sin amenazas ni conflictos.