Publicado 20/10/2020 19:21CET

Mauricio.- Rechazan liberar bajo fianza al capitán del petrolero que se hundió frente a las costas de Mauricio

Mauricio.- Rechazan liberar bajo fianza al capitán del petrolero que se hundió f
Mauricio.- Rechazan liberar bajo fianza al capitán del petrolero que se hundió f - - / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Mauricio ha rechazado este martes la petición de liberación bajo fianza formulada por el capitán del 'Wakashio', que se hundió frente a las costas del país africano, provocando un gran vertido de petróleo que supuso el mayor desastre ambiental en la historia del país.

El barco, propiedad de la japonesa Nagashiki Shipping Co. y capitaneado por Sunil Kumar Nandeshwar, se dirigía de China a Brasil cuando encalló, provocando graves daños a nivel ambiental y económico en el país africano.

El juez Nishal Kumar Jugnauth, del tribunal de distrito de Port-Louis, ha argumentado su decisión afirmando que el capitán del barco podría darse a la fuga o influir sobre los testigos, por lo que ha decidido que permanezca detenido, según ha recogido el diario 'L'Express'.

La Fiscalía ya se había pronunciado contra la petición de liberación afirmando que el sospechoso "está familiarizado" con las rutas marítimas y podría intentar abandonar el país antes de que se dicte sentencia contra él, en caso de ser declarado culpable.

El Gobierno de Mauricio exigió en septiembre a Japón una indemnización de casi 28 millones de euros por las consecuencias para la economía y el medioambiente que supuso el vertido tras el siniestro del 'Wakashio'.

El buque encalló el 25 de julio y vertió mil de las 4.000 toneladas de crudo que transportaba. La embarcación se quebró por la mitad y la parte más grande se hundió a finales de agosto, aunque su propietaria ya anunció en julio que había extraído casi la totalidad de las 3.000 toneladas de petróleo que quedaban en el barco.

Por su parte, la empresa armadora del petrolero se ha comprometido este viernes a pagar mil millones de yenes (cerca de ocho millones de euros) para ayudar a restaurar las zonas afectadas por la catástrofe.