Publicado 05/07/2021 15:04CET

El mayor fondo de pensiones de Noruega deja de invertir en 16 empresas vinculadas a los asentamientos israelíes

Archivo - 29 May 2021, Palestinian Territories, Bethlehem: A Palestinian woman walks past a graffiti mural depicting a boy holding a fishbowl looking at a uniformed Israeli soldier wearing a KKK-style hood, painted by Palestinian artist Taqi Spateen along
Archivo - 29 May 2021, Palestinian Territories, Bethlehem: A Palestinian woman walks past a graffiti mural depicting a boy holding a fishbowl looking at a uniformed Israeli soldier wearing a KKK-style hood, painted by Palestinian artist Taqi Spateen along - Mosab Shawer/APA Images via ZUMA / DPA - Archivo

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El KLP, el mayor fondo de pensiones noruego, ha anunciado este lunes que excluye de sus campañas de inversión a dieciséis empresas que mantienen actividades relacionadas con los asentamientos israelíes en Cisjordania, pues "existe un riesgo inaceptable" de que estas compañías "contribuyan a violaciones de Derechos Humanos.

El KLP ha explicado un comunicado que se trata de una decisión tomada tras conocerse una lista publicada por Naciones Unidas de 112 empresas relacionadas con la construcción de asentamientos en los territorios palestinos ocupados. Entre las señaladas hay bancos, constructoras y grupos de telecomunicaciones, como Motorola.

"Los bancos están excluidos porque creemos que a través del financiamiento de la construcción de viviendas, contribuyen al desarrollo, expansión o mantenimiento de los asentamientos", mientras que en el caso de las empresas constructoras "por sus entregas de materiales e infraestructura" y en el de las telecomunicaciones porque sus servicios son "infraestructuras básicas para las sociedades modernas", ha indicado.

Una de las analistas de la compañía noruega, Kiran Aziz, ha señalado que el KLP tiene unas "expectativas claras" acerca de las empresas en las que invierte y por tanto, eso significa que "tienen la responsabilidad de respetar y proteger los Derechos Humanos en todos los países en los que operen, independientemente de si el Estado los respeta".

"Los conflictos pueden implicar un riesgo particularmente alto de violaciones de Derechos Humanos. Por lo tanto, las empresas que operan en áreas de conflicto deben tener especial cuidado para evitar verse involucradas en estas violaciones y proteger a las personas vulnerables", ha remarcado.

En total, el KLP ha vendido acciones y bonos de estas empresas por valor de 275 millones de coronas noruegas (poco más de 27 millones de euros).

Contador