Actualizado 23/05/2012 4:27:08 +00:00 CET

Mejía asume su derrota en las presidenciales de República Dominicana

SANTO DOMINGO, 23 May. (EUROPA PRESS) -

   El líder del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Hipólito Mejía, ha reconocido su derrota en las elecciones presidenciales que se celebraron el pasado domingo en República Dominicana y ha anunciado que, a partir de ahora, asumirá el rol de líder de la oposición, aunque ha denunciado que la victoria del oficialismo es fruto de la "manipulación" y del "abuso de poder".

   "Asumo mi rol de líder de la oposición en defensa del interés nacional y de la preservación de la paz y de la tranquilidad de la familia dominicana", ha dicho Mejía en un discurso televisado, al tiempo que ha destacado que el PRD ha recibido la confianza de dos millones de dominicanos, lo que le sitúa como "el principal partido político del país".

   "Durante todo ese proceso, competí en buena lid y me empeñé en hacer que mi candidatura presidencial resultara ganadora, ya que la misma representaba las más legítimas aspiraciones del pueblo dominicano", ha dicho, en declaraciones recogidas por 'El Nuevo Diario'.

   No obstante, Mejía ha denunciado que el PRD se ha enfrentado a condiciones "muy desfavorables", ya que ha competido en "los comicios más desiguales que recuerda República Dominicana desde la dictadura de (Rafael Leónidas) Trujillo" (1930-1961).

   El líder opositor ha asegurado que antes y durante las elecciones presidenciales, "la opinión pública pudo ser testigo de múltiples atropellos de las fuerzas gubernamentales contra muchos de los seguidores del PRD".

   Así, ha señalado "el apresamiento de dirigentes opositores, la intromisión descarada del presidente (Leonel Fernández) en la campaña electoral y en las decisiones del Tribunal Superior Electoral para anular alianzas de partidos políticos que apoyaban la candidatura del PRD, el papel parcializado de la Junta Central Electoral, el uso indecente de los recursos del Estado, la abstención inducida mediante la compra masiva de cédulas y voluntades y la intimidación de la población y el control abusivo de los medios de comunicación".

   Por todo ello, ha considerado que "los resultados ofrecidos al país por la Junta Central Electoral son el producto de la manipulación y del abuso de poder y no la expresión de la voluntad del pueblo". "Estos hechos constituyen un retroceso a la época de los gobiernos totalitarios", ha subrayado.

   En este contexto, ha hecho un llamamiento a los dominicanos "para trabajar juntos por el fortalecimiento del sistema democrático, por la aprobación de la Ley de Partidos Políticos y de una nueva Ley Electoral". "Con eso garantizaremos que ésta sea la última vez que se vulnere la voluntad del pueblo", ha sostenido.