Publicado 18/03/2021 13:06CET

Al menos 24 detenidos en las protestas tras el rechazo a abrir un juicio político contra Abdo Benítez en Paraguay

Una manifestante en las marchas contra el Gobierno de Paraguay.
Una manifestante en las marchas contra el Gobierno de Paraguay. - LUIS VERA/GETTY IMAGES

MADRID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

Al menos 24 personas han sido detenidas después de que cientos de paraguayos salieran nuevamente a la calle tras el rechazo del Parlamento a abrir un juicio político contra el presidente, Mario Abdo Benítez, por la gestión de la pandemia de coronavirus.

Los manifestantes han vuelto a inundar las calles de Asunción, la capital del país, para mostrar su disconformidad con la decisión de la Cámara, que tampoco abrirá el proceso de destitución del vicepresidente, Hugo Velázquez, también señalado por la mala gestión.

La madrugada de este jueves, los manifestantes se han enfrentado en varios puntos de la ciudad con los agentes antidisturbios, que han procedido a llevar a cabo una serie de detenciones con el fin de sofocar la protesta, según el diario 'Última Hora'.

Por otra parte, los bomberos han tenido que desplazarse hasta la sede del gubernamental Partido Colorado, donde se ha registrado un pequeño incendio. Los disturbios, que se han saldado con destrozos en varios comercios y vehículos quemados, han provocado, además, la dimisión del comandante de la Policía, Francisco Resquín.

"Antes del inicio de todas las manifestaciones ya había puesto a consideración su cargo y le habíamos pedido en su momento que aguante un poco más, porque estábamos en planes de hacer algunas modificaciones en la Policía y el Ministerio del Interior", han señalado las autoridades en un comunicado.

La propuesta de someter a juicio político al presidente, presentada por varios partidos opositores, obtuvo 42 votos en contra, 36 a favor y dos abstenciones. La diputada opositora Celeste Amarilla, una de las impulsoras del juicio político, dijo durante la sesión que "el presidente había demostrado su ineptitud en el manejo de la pandemia y negligencia en preparar el sistema sanitario". "Nosotros les habíamos encomendado nuestras vidas a él y al ministro de Salud", matizó.

Contador