Actualizado 05/07/2006 21:12 CET

Mercosur.- Argentina y Venezuela lanzan un bono binacional para financiar inversiones en los dos países

BUENOS AIRES, 5 Jul. (Del corresponsal de EUROPA PRESSA Rafael Saralegui) -

Los presidentes de Argentina y Venezuela, Néstor Kirchner y Hugo Chávez, anunciaron en Caracas el lanzamiento de un bono binacional que saldrá a la venta en los mercados internacionales para poder financiar inversiones en los dos países.

El anuncio lo realizaron los dos mandatarios ayer martes por la tarde, tras el encuentro que mantuvieron en Caracas y después de firmar una serie de convenios comerciales durante una ceremonia que se realizó en el Salón Sol Perú del Palacio Miraflores, sede del Ejecutivo venezolano.

Kirchner dijo que la creación de un "bono del sur" puede ser "ser el preinicio de la construcción de un espacio financiero" de la región. Agregó que "este bono del sur será elaborado en conjunto con el Gobierno venezolano como una fuente de ingresos muy importantes para proyectos estratégicos".

El anuncio de la creación del bono binacional fue el hecho más destacado del encuentro que mantuvieron ambos mandatarios en el marco de la cumbre presidencial que se realizó en Venezuela para rubricar la incorporación de Venezuela al Mercosur, bloque comercial integrado hasta el momento por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Kirchner destacó que la incorporación de Venezuela al Mercosur "es un hecho histórico" y remarcó que en su reunión con Chávez, se produjo "una profundización de las relaciones bilaterales en todos sus aspectos".

"El gran objetivo que tienen nuestras sociedades y nuestros gobiernos es poder darles a nuestros pueblos un mejoramiento permanente, una lucha permanente contra la pobreza, la derrota de la desocupación y la indigencia", destacó Kirchner.

Agregó que en el encuentro con su homólogo venezolano se habló de "inversiones, de integración; del gasoducto del sur, que va a avanzar, se va a llevar adelante", y destacó la "integración superadora que necesita este espacio del mundo".

Venezuela se convirtió en un aliado financiero de Argentina cuando el país sudamericano negoció su salida del cese pagos de la deuda externa y tras haber saldado la deuda por más de 9.000 millones de dólares que mantenía con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Gobierno de Chávez compró bonos del Gobierno argentino por un valor de 2.700 millones de dólares, desde una primera compra que realizó por 150 millones de dólares en abril de 2005, cuando Argentina había terminado su negociación con los acreedores para reprogramar los pagos de la deuda externa.