Actualizado 21/07/2006 20:04:20 +00:00 CET

Mercosur.- Hugo Chávez y Fidel Castro, que viajó con limusina, despliegan en Córdoba espectaculares medidas de seguridad

BUENOS AIRES, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un total de 3.500 efectivos, entre 500 miembros de la fuerza nacional y unos 3.000 de la provincial de refuerzo, custodian la XXX Cumbre de Mercosur que comenzó hoy en la ciudad argentina de Córdoba, donde los dispositivos de seguridad desplegados por el presidente venezolano, Hugo Chávez, y el líder cubano Fidel Castro, quien trajo su limusina privada cargada en tres aviones, está siendo una de las noticia destacadas por los periodistas que cubren el evento.

Según resalta el diario local 'Infobae', a su salida del hotel hacia la Cumbre, Chávez mostró el fuerte dispositivo que velará por su seguridad en Córdoba, compuesto "por cientos de guardias". Tal fue la espectacularidad del despliegue que los reporteros siguieron al presidente venezolano y se olvidaron del mandatario uruguayo, Tabaré Vázquez, que en esos momentos salía también del mismo hotel.

Mientras tanto, Castro se mueve en la limusina que trajo especialmente en tres aviones que ayer aterrizaron en Córdoba y rodeado también de cientos de guardias cubanos, que ya estaban esperando su llegada en la ciudad desde hace varios días y con increíbles exigencias en materia de seguridad para los organizadores, constató el citado diario.

No obstante, el ministro argentino de Turismo y ex de Seguridad de la provincia, Carlos Alesandri, comentó que esta Cumbre Mercosur necesitó "menor inversión que la de Mar del Plata" --a la que asistió el presidente de Estados Unidos, George W. Bush-- pese al "gasto" que implica un invitado como Fidel Castro en seguridad y organización.

"La sala principal quedará blindada para la reunión de los jefes de Estado, con los ministros, cancilleres (ministros de Exteriores) o asesores que ellos consideren necesario para que los acompañen en las reuniones", señaló Alesandri, quien comentó también que en ese pabellón se ubica una salita vidriada donde ya se realizaron las reuniones preliminares y desde donde pueden verse pero no oírse, las negociaciones de los altos representantes de los países convocados.