Publicado 25/03/2021 18:26CET

Mercosur.- El Mercosur llega a la crisis de los 30 en pleno bloqueo

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil - ANDRESSA ANHOLETE/GETTY IMAGES

La entrada de Bolivia en el bloque, el tratado de la UE-Mercosur y el futuro del espacio, entre los temas candentes

La tensión entre Brasil y Argentina marca la cumbre

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Mercosur, el espacio regional integrado por Brasil, Paraguay, Argentina y Uruguay, celebra esta semana su treintena sumido en una profunda crisis por las diferencias ideológicas y programáticas entre miembros del bloque, que tienen a la organización instalada en el bloqueo.

Con motivo de este aniversario, los mandatarios de estos cuatro países se reunirán en una cumbre organizada por Argentina este viernes que finalmente será virtual por las cifras de contagios de coronavirus que se registran actualmente en la región.

"Yo creo que grandes resultados de esta cumbre no se pueden esperar", señala el investigador principal del Real Instituto de Elcano y catedrático de Historia de América por la UNED, Carlos Malamud, que señala en una entrevista con Europa Press que las pretensiones argentinas de aprobar la integración de Bolivia al bloque y la falta de escucha a los pedidos de apertura uruguayos indican que la cumbre "no va por buen camino".

UNA CUMBRE TENSA

El acuerdo comercial con la Unión Europea, el ingreso de Bolivia como miembro de pleno derecho de la organización o la mayor apertura de las fronteras son algunos de los puntos de fricción entre los Estados miembros.

Llegar a puntos en común con estos temas se antoja complicado ante las fricciones políticas que se producen especialmente entre Brasil y Argentina en una pugna personificada en las figuras de sus presidentes: Jair Bolsonaro y Alberto Fernández, quienes siguen sin haberse reunido nunca de manera presencial pese a que el segundo lleva más de un año en la Casa Rosada.

Al igual que otros espacios de integración latinoamericana, los estados no se han coordinado a la hora de responder a la pandemia, incluso cuando todos ellos han sido golpeados profundamente.

En lugar de esto han actuado de manera unilateral en todos los campos con lo que no se han tomado medidas unificadas a la hora de imponer restricciones, ni se han realizado compras conjuntas de suministros médicos.

"No ha habido en ningún momento un intento de adquisición coordinada de las vacunas que es lo que hubiera permitido a los países del Mercosur estar en una posición de mayor fortaleza frente a los laboratorios y los países productores de manera de poder comprar en mejores condiciones de forma mucho más rápida y segura", remarca Malamud.

Asimismo, los últimos acontecimientos en política exterior como la retirada de Argentina del Grupo de Lima, una organización regional que busca una solución a la crisis venezolana, y la detención de la expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez solo parecen profundizar las diferencias en el bloque entre Argentina y parte de sus aliados, lo que además dificulta el ingreso de Bolivia.

Países aperturistas en lo comercial como Uruguay no parecen inclinados a dar entrada a un Gobierno que continúe las políticas de Evo Morales y refuerce la posición proteccionista Argentina.

ACUERDO UE-MERCOSUR

El acuerdo entre la UE y Mercosur anunciado en 2019 continúa en la encrucijada y, pese a que, sobre el papel la presión de Francia y Austria en cuestiones medioambientales es uno de los mayores causantes de la demora, desde países como Argentina se ha criticado profusamente.

Malamud, que recientemente ha publicado 'El sueño de Bolívar y la manipulación bolivariana' (Alianza Editorial), critica la inacción de los países latinoamericanos y el discurso de Alberto Fernández contra lo que este considera los aspectos más lesivos para Argentina del tratado.

Cabe recodar que Argentina firmó el tratado bajo el Gobierno del rival político de Fernández, el conservador Mauricio Macri, cuando este ostentaba la presidencia del país.

"No ha habido por parte de los países del Mercosur una actitud proactiva que de alguna manera comprometiera más a los países europeos para avanzar más en el proceso de ratificación", lamenta el investigador, que considera el acuerdo "el mejor camino para impulsar la apertura del bloque".

Lo cierto es que el Mercosur se ha caracterizado por su proteccionismo en sus 30 años de historia y apenas ha firmado acuerdos comerciales, una situación que lleva a Uruguay a pedir que se permita negociar tratados bilaterales a los miembros.

DIFERENCIAS PERSISTENTES

A simple vista la polarización y las rencillas entre mandatarios actuales pueden ser vistas como el principal obstáculo para la organización, pero Malamud cree que los problemas del Mercosur no son actuales, sino que los han atravesado desde su creación y señala que ni cuando en la región coincidieron cuatro gobiernos de izquierdas hubo sintonía para aumentar la integración.

"El mercado único nunca se plasmó y tampoco fructificó el proyecto de unión aduanera, ni ninguno de los proyectos del Mercosur pudo beneficiarse de la cesión de cuotas mínimas de soberanía a instancias supranacionales", ha lamentado el catedrático, que tampoco se muestra optimista sobre el futuro de la organización.

Para Malamud, cambiar la institución supondría "tomar medidas muy drásticas" y "empezar a primar los intereses nacionales sobre las culturas políticas o ideológicas", así como evitar la escalada retórica y construir "instituciones supranacionales más sólidas".

Estas medidas no parece que vayan a comenzar a darse en esta cumbre, que salvo sorpresa, solo tendrá como avance significativo el cumplimiento de la efeméride.

Contador