Publicado 27/08/2021 16:58CET

México.- Unos 200 sindicalistas mexicanos bloquean el paso del vehículo de López Obrador en Chiapas

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. - -/El Universal via ZUMA Press Wi / DPA

MADRID, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 200 miembros de la organización sindical Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y trabajadores sanitarios han impedido este viernes el paso del vehículo del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que ha denunciado que, en su calidad de mandatario, no puede ser "rehén de nadie".

López Obrador se dirigía a unas instalaciones militares en Tuxtla Gutiérrez, una localidad ubicada en el estado de Chiapas, para participar en su rueda de prensa diaria, que finalmente ha tenido que celebrarse sin su presencia.

El gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón Cadenas, ha confirmado que el automóvil del mandatario estaba bloqueado por los manifestantes, que exigían la instalación de una mesa de diálogo con el Gobierno para atender a sus demandas.

En la protesta también había familiares de presos que exigen su liberación, aduciendo que están injustamente recluidos. Según Escandón, López Obrador se ha quedado hablando con los manifestantes, como un "demócrata", según ha recogido el diario 'El Universal'.

Más tarde, el mandatario mexicano ha grabado un vídeo desde el vehículo en el que estaba atrapado y ha relatado que un grupo de personas le ha impedido la entrada al recinto "bajo la condición de atenderlos de inmediato".

"Esto no lo puedo permitir porque no puede el presidente ser rehén de nadie (...) yo no puedo someterme a ningún grupo de interés creado", ha continuado, antes de señalar que, si bien la protesta es legal, también es "indebida", antes de pedir a los manifestantes que "no abusen". "No somos iguales a los gobiernos corruptos", ha apostillado.

En este sentido, ha reclamado a los que protestaban que "analizaran lo que están haciendo" y si "merece" que se le dé "este trato". "Tengo mi conciencia tranquila y por dignidad de la investidura presidencial no puedo someterme a chantajes", ha agregado, aún con el cinturón puesto y desde el asiento del copiloto.

En referencia a las demandas de los manifestantes, López Obrador ha puntualizado que las autoridades han ofrecido "diálogo", pero ellos "querían que ahí mismo se les resolvieran sus peticiones".

Contador