Actualizado 21/07/2006 20:04:30 +00:00 CET

México.- El alcalde de México descarta unirse a la huelga de hambre convocada por dirigentes del PRD en defensa del voto

MEXICO DF, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Alejandro Encinas, ha descartado sumarse a la huelga de hambre convocada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en defensa del recuento voto a voto de las presidenciales del pasado 2 de julio.

En tono irónico, Encinas dijo que aunque no le vendría mal la huelga de hambre, al mirar hacia su estómago, no se sumará a esa medida, anunciada por otros dirigentes del partido de Andrés Manuel López Obrador, el candidato de la coalición Por el Bien de Todos.

Jefes delegacionales y diputados federales y locales electos encabezados por el próximo alcalde de la capital mexicana, Marcelo Ebrad, anunciaron ayer su intención de realizar una huelga de hambre ante la sede del Tribunal Federal Electoral (Trife).

Según el diputado federal Emilio Serrano Jiménez, del PRD, esa decisión ya está tomada y sólo falta revisar el calendario para definir las fechas en que cada uno de los representantes populares electos llevará a cabo la medida de resistencia civil.

El diputado hizo el anuncio ante medio centenar de personas que participó en una protesta frente al Trife portando cartulinas y claveles al tiempo que lanzaban la ya conocida consigna de la coalición Por el Bien de Todos "Voto por voto, casilla por casilla".

Un grupo de simpatizantes de López Obrador inició hace dos semanas una huelga de hambre frente a la sede del Trife para "transparentar" las elecciones y ya empiezan a presentar los síntomas del prolongado ayuno, como pérdida de peso dolores de cabeza y mareos.

"Está en manos de los magistrados devolver a la ciudadanía la tranquilidad y certeza de que su sufragio se contó bien", afirmó Juan Espinosa, uno de los ciudadanos en huelga de hambre en declaraciones a la prensa local, recogidas por Europa Press.

Asimismo, agradeció que muchos vecinos se hayan solidarizado con su protesta y les traen agua, miel y sueros. "Eso nos alienta", añade Espinosa, que resaltó que la principal demanda de los ciudadanos es que en México "prevalezca la justicia".

"A nadie conviene prolongar la situación. El país no puede seguir así, alguien tiene que devolver la tranquilidad a los mexicanos que creemos que nos robaron el 2 de julio, y los magistrados tienen ese papel histórico", sentenció.