Actualizado 26/09/2006 2:17:30 +00:00 CET

México.- Calderón asegura que intentará las buenas relaciones con Venezuela a pesar de las críticas de Chavez sobre él

CIUDAD DE MÉXICO, 26 Sep. (EP/AP) -

El presidente electo mexicano Felipe Calderón buscará tener relaciones productivas con Venezuela, pese a comentarios críticos del mandatario Hugo Chávez sobre su triunfo que el equipo del líder conservador calificó de "declaraciones flamígeras".

Calderón consideró que las relaciones entre ambos países no deben verse a través de un "capricho personal" y aseguró que está dispuesto a reunirse con Chávez en su calidad de jefe de Estado de Venezuela.

"Mi empeño es el de construir relaciones constructivas y positivas con todos los países y Venezuela no es la excepción", declaró el conservador en 'Radio Fórmula'.

"Yo no tomaré este tema como un asunto personal. Me parecería un error y lo es el poner la suerte de la relación de dos países importantes que deben estar debidamente relacionados al vaivén de un tema o de un capricho personal", añadió.

Horas antes, el coordinador de asuntos internacionales de su equipo de transición, Arturo Sarukhan, afirmó a la prensa que el presidente venezolano está en su derecho de declarar "lo que mejor le parezca, pero ciertamente nosotros no haríamos eco de ese tipo de declaraciones".

Chávez dijo el domingo en una entrevista televisiva que es "imposible" tener buenas relaciones con el próximo gobierno de Calderón, sobre todo cuando a su juicio el hoy presidente electo encabezó una campaña de difamación en su contra durante la campaña presidencial.

UNA SITUACIÓN "DELICADA"

"La situación que enfrenta hoy la relación entre México y Venezuela ciertamente es delicada y no merece más declaraciones flamígeras como estas", señaló Sarukhan sobre los comentarios del mandatario venezolano que también ha calificado de "dudosa" la victoria de Calderón sobre el izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Interrogado sobre si está dispuesto a reunirse con Chávez, Calderón dijo que sí, pero "más que con Chávez, con el jefe de Estado que representa a los venezolano y que es él; para mí no es un asunto de personalidades sino de investiduras".

Añadió que aún no ha decidido si lo invitará a su toma de posesión del cargo el 1 de diciembre, porque ello dependerá "del tono y del grado en que se encuentren las relaciones entre nuestros dos países".

El gobierno de Fox anunció el 17 de septiembre que revaluará el nivel de sus relaciones con Venezuela, actualmente reducidas a encargados de negocios, luego de que Chávez afirmó que Calderón ganó mediante un fraude.

Calderón fue declarado presidente electo por el Tribunal Federal Electoral, que desechó alegatos del izquierdista López Obrador de un fraude e iniquidades en el proceso.

Las relaciones entre México y Venezuela se enfriaron en noviembre de 2005 a raíz de críticas de Chávez a Fox, a quien llamó "cachorro del imperio" por sus posiciones a favor del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

Ambos países retiraron a sus respectivos embajadores desde entonces y redujeron la relación a encargados de negocios.

La relación entre México y Venezuela volvió a aparecer en la escena durante la campaña presidencial cuando Calderón y su Partido Acción Nacional compararon a López Obrador con Chávez y lo calificaron de "un peligro para México".