Actualizado 01/12/2006 21:08:44 +00:00 CET

México.- Calderon señala el empleo, la seguridad pública y la lucha contra la pobreza extrema como ejes de su mandato

CIUDAD DE MÉXICO, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El flamante presidente de México, Felipe Calderón anunció hoy que su mandato estará caracterizado por el empleo, la seguridad ciudadana, la superación de la pobreza extrema y la sanidad para todos, como ejes fundamentales de su política de Gobierno. Además a lo largo de su discurso insistió en el diálogo político con todos los legisladores, de todos los partidos, para construir juntos el país.

Calderón anunció que propondrá una reforma de la ley electoral --con la que él ganó las elecciones del 2 de julio-- que tantos enfrentamientos ha originado con el partido de Andrés Manuel López Obrador y se comprometió a reducir su sueldo y el de todos los funcionarios públicos en señal de austeridad. Así lo afirmó en un mensaje a la nación que ofreció en el Auditorio Nacional, tras su breve 'toma de protesta' en el Congreso.

El nuevo presidente entró en un Auditorio abarrotado en medio de los aplausos y en primera instancia agradeció a los legisladores de su partido y a los de otros partidos por haber hecho posible que se celebrara la 'toma de protesta' institucional.

"Sé la complejidad de las circunstancias en que asumo el Gobierno pero estoy acostumbrado a enfrentar las dificultades. Sí se pudo y sí se puede. Asumo la responsabilidad de servir a todos los mexicanos", dijo Calderón nada más comenzar su mensaje.

"Les pido a los mexicanos que me acompañen en mi función de servir a México estos próximos seis años. Agradezco a quienes me votaron su confianza y a quienes no lo hicieron no olvidaré su opción y les pido que me acompañen a convencerles con hechos de mi gestión", invitó.

Calderón aseguró que es consciente de los distanciamientos que afrontan los mexicanos y que tiene el desafío de encabezar los esfuerzos de reformar México. Además reclamó a todos los políticos y funcionarios a poner el interés de los Estados Unidos Mexicanos por encima de sus responsabilidades.

INVITACIÓN AL DIÁLOGO

"Los conflictos entre políticos solo dañan a la gente y sobre todo a los que menos tienen. Por eso reitero mi invitación al diálogo a todas las fuerzas políticas. Dialogaré con quien quiera dialogar y construiré con quien quiera construir", espetó el flamante presidente.

El presidente dijo que la solución a los problemas tiene que llegar por las vías de la paz y la legalidad, dentro del marco de las leyes y las instituciones. Además señaló que la política no es una batalla en la que un partido gana y uno pierde sino la colaboración entre todos y la obligación de entenderse para mejorar México y servir a los ciudadanos.

"Estamos obligados a arreglar los problemas de los ciudadanos. Soluciones como un seguro universal de salud, las guarderías que demandan las madres que trabajan, el empleo que demandan los jóvenes, las infraestructuras y los espacios libres de violencia", propuso.

Según Calderón, un cambio de Gobierno no significa refundar la nación cada seis años y para enfrentar los problemas es necesario acometer cambios en las instituciones y en las políticas públicas para que los ciudadanos vivan mejor.

SEGURIDAD CIUDADANA

La seguridad fue uno de los temas en los que más insistió el nuevo presidente de México. Calderón reconoció que la inseguridad pública se ha convertido en el peor problema del país y afirmó que una de las prioridades de su Gobierno será recuperar la seguridad pública y la legalidad.

"Instruyo a la procuraduría general de la República que en un plazo no mayor de 90 días presenten un plan para depurar los cuerpos policiales", instó.

"Presentaré una reforma de iniciativas legales como aumentar las penas y que las leyes protejan a los ciudadanos y no permitir la impunidad de los delincuentes. Esta es una batalla que tenemos que librar y que unidos los mexicanos vamos a ganar a la delincuencia", agregó.

Otro de los aspectos en los que más insistió Calderón fue en la pobreza que asola el país y que dijo que será uno de los temas prioritarios de su mandato. "Soy plenamente consciente de la dramática condición de pobreza en la que vive la mitad de la población mexicana", dijo.

"Reducir la pobreza extrema es prioridad de mi Gobierno y tenemos que reorientar el gasto público para quienes más lo necesitan. El norte y el sur, la ciudad y el campo, los blancos y los indígena, los mayores y los jóvenes", señaló.

"Gracias al gasto social se pueden garantizar los derechos básicos a la salud, a la educación y a la vivienda. Tendremos más recursos para que los mexicanos puedan ejercer sus derechos sociales y tener una vida acorde con su dignidad humana", adelantó.

"Que todos los niños que nazcan a partir de hoy, 1 de diciembre, cuenten con un seguro médico que proteja desde hoy su salud. Una condición indispensable es lograr tasas de crecimiento y crear los empleos que tanta falta nos hacen", anunció.

INMIGRACIÓN

También habló el nuevo presidente de México sobre otro de los problemas a los que se enfrenta el país como es la inmigración. "La inmigración sigue dividiendo a nuestras familias. Prefiero que venga aquí la inversión, donde está la mano de obra y que no se dividan nuestras familias. Hay que eliminar los obstáculos de la política económica, hay que orientarla a la competitividad. México tiene todo para ser una nación que reciba inversión y genere empleo para su gente", explicó.

Sobre su programa económico, Calderón dijo que tratará de fomentar el turismo y aprovechar los recursos naturales y culturales que ofrece el país. Además dentro de la política económica, dijo que fomentará las pequeñas empresas. "Quiero facilitarle la vida a las micro, pequeñas y medianas empresas de México que son las que generan más recursos para los mexicanos", señaló.

El presidente anunció que la próxima semana entregará al Congreso su sistema presupuestario. "Me propuse y seré el presidente del empleo en México. Encabezaré un Gobierno decidido a encauzar a México en el mundo. Quiero convocar a todos los mexicanos, en especial a los jóvenes a que tengamos el coraje y el valor de hacer un México ganador, fuerte y seguro de si mismo; orgulloso de su gente, de su cultura y su país y lograr para todos un México diferente que es posible", propuso.

AUSTERIDAD

Además, también habló de la exigencia de eficacia y transparencia en todos los órganos administrativos y anunció que su mandato se regirá por la austeridad. "Emitiré un decreto de austeridad en la próxima semana y reduciré mi sueldo y el de los servidores públicos que no se moverá hasta que el Congreso no la revise", decretó.

"La corresponsabilidad es el nuevo signo del Gobierno. Los tres poderes y los órdenes estatal, federal y municipal somos responsables del poder que nos han otorgado los ciudadanos. Como mexicano y presidente creo que la división de poderes debe ser equilibrio y diálogo y no confrontación", dijo.

"Llamo a un diálogo para resolver los problemas de miseria, seguridad, marginación, desempleo y oportunidades para una vida digna. Creo que el respeto al orden jurídico es la única vía posible. El respeto al derecho ajeno es la paz. El presidente respetará el derecho", aseguró.

Además invitó al diálogo a todos los partidos, legisladores y convocó al Congreso a realizar una reforma institucional que parta de una transformación del régimen electoral. "Propongo discutir las reformas que nos lleven a reducir el gasto en las campañas electorales y la forma de financiación de las campañas", indicó como punto de partida.

"Quiero ver a un México libre y orgulloso de sí mismo. Estoy seguro de que ese México vendrá y que lo vamos a hacer entre todos. Sumemos nuestros esfuerzos, nuestro arrojo, nuestra capacidad de entendimiento, sumemos nuestras diferencias para enriquecernos. Por ese México ganador vamos juntos a conducir a México al futuro", finalizó.