Publicado 02/07/2021 13:47CET

México.- La CIDH muestra su preocupación por la posible "estigmatización" de la prensa por parte de López Obrador

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. - JESSICA RAMIREZ / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El relator para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Pedro Vaca, ha expresado su preocupación ante lo que considera una posible "estigmatización" de la prensa y medios de comunicación por parte del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y su Gobierno.

En un comunicado, ha arremetido contra la iniciativa del mandatario de establecer una sección en su rueda de prensa diaria, conocida como 'La Mañanera', para desmentir supuestas noticias falsas y ha señalado que un Estado democrático no puede "dar discursos que estigmaticen".

Así, ha pedido que se replantee este espacio, que se llamará 'Quién es quién en las mentiras', y ha señalado que este podría influir en el debate público con "tácticas de señalamientos y culpabilidad".

"El espacio del 'Quién es quién' debe reconsiderarse en la medida en la que puede estar afectando las garantías para un debate libre, informado, de señalamiento público", ha destacado Vaca, que ha afirmado que "un señalamiento no puede trazarse bajo la culpabilidad del reprendimiento y tiene que ser más abierto en términos de libertad de expresión y democracia".

Las autoridades insisten en que el propósito de la iniciativa es "poner en relieve el daño que pueden hacer las noticias falsas" sin intención alguna de "estigmatizar a periodistas ni medios de comunicación".

Vaca ha cuestionado así el papel de las sesiones informativas que realiza de forma matutina López Obrador y ha expresado serias dudas sobre el impacto que tienen sobre la opinión pública.

Asimismo, ha afirmado que hay que situar este concepto de estigmatización en la "prevención de la violencia" dado que este tipo de discursos da paso a amenazas y agresiones contra profesionales de los medios de comunicación.

"Esa es una máxima que debe operar en todo Estado democrático, que debe distinguirse de otro entorno a la libertad de expresión: todas las autoridades tienen el derecho a defenderse de las críticas que públicamente se le formulan", ha sostenido.

"El reto de buena parte de nuestras democracias es cómo trazar la línea, cómo distinguir entre una defensa de una posición pública (...) y aquel discurso que puede entrar a estigmatizar", ha destacado.

Contador