Publicado 31/03/2021 15:35CET

México.- La CNDH abre una investigación por la muerte de una migrante salvadoreña a manos de la Policía

Policía mexicana.
Policía mexicana. - POLICÍA DEL ESTADO DE OAXACA, MÉXICO

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha informado de que ha abierto una investigación por el caso de Victoria Esperanza Salazar, una migrante salvadoreña que murió a manos de varios policías en el estado mexicano de Quintana Roo.

En un comunicado, la comisión ha señalado que se "acordó la radicación de oficio y atracción del caso" con el objetivo de investigar posibles actos u omisiones "cometidos por parte de servidores públicos del Ayuntamiento de Tulum, así como de la Fiscalía General de Justicia de ese estado que por su naturaleza pudieran resultar de especial gravedad y constituir violaciones a los Derechos Humanos".

Así, la CNDH abrirá el expediente de "queja" respectivo y, en su momento, se pronunciará sobre los hechos acontecidos el sábado, cuando cuatro agentes de la Policía mexicana sometieron a la migrante y acabaron con su vida, según informaciones del diario 'Milenio'.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Quintana Roo también ha intervenido por el probable uso excesivo de la fuerza por parte de los agentes, si bien la Fiscalía General del Estado y la Dirección Municipal de Seguridad Pública en Tulum han sido notificados con anterioridad.

La CNDH ha indicado que "la violencia contra las mujeres se desarrolla en un marco de impunidad social, por lo que el Estado mexicano tiene la obligación de garantizarles una vida libre de agresiones y poner en marcha acciones y políticas para garantizar sus Derechos Humanos".

El martes, la Justicia mexicana dictó prisión preventiva para los cuatro policías implicados en el presunto asesinato de Salazar a la espera de que se celebre el sábado una audiencia.

Todos ellos han sido imputados por feminicidio y tres de ellos han sido trasladados a la Cárcel Municipal de Playa del Carmen, mientras la agente ha sido enviada a la Cárcel Municipal de Cancún por solicitud de la Fiscalía General de Quintana Roo.

Contador