México.- Comienza el operativo de seguridad en San Lázaro con vistas a la toma de posesión del 1 de diciembre

Actualizado 20/11/2006 9:27:11 CET

CIUDAD DE MÉXICO, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El palacio legislativo de San Lázaro amanecerá hoy con un cerco de seguridad similar al que se instaló para la exposición del último informe presidencial anual de Vicente Fox, con vistas a la toma de posesión del mandatario electo, Felipe Calderón, el 1 de diciembre.

Fuentes de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados explicaron que las medidas de prevención incluirán 23 puestos de revisión alrededor del edificio para controlar las concentraciones previstas con simpatizantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que han convocado protestas a la puerta del palacio, según informa el diario local 'El Universal'.

Mientras tanto, efectivos del Estado Mayor Presidencial, personal de seguridad de la Cámara y el presidente de la Mesa Directiva, el panista Jorge Zermeño, han estudiado tres opciones para contener protestas de legisladores de la oposición dentro del recinto.

Una de las acciones previstas consiste en la colocación de vallas para evitar la toma de la tribuna por parte de los congresistas del PRD, cuya dirección ya anunció que impedirá la toma de posesión de Calderón, ya que considera que hubo fraude en el recuento de las elecciones de julio y es su líder, Andrés Manuel López Obrador, el presidente legítimo.

La última opción prevé colocar a cadetes del Heroico Colegio Militar o elementos de una banda de guerra de esta institución para erigir una especie de valla humana y hacer más difícil la posible toma de tribuna por parte de los partidos que integran el Frente Amplio Progresista.

De acuerdo con versiones confirmadas por el diario 'El Universal', Zermeño aseguró a los coordinadores parlamentarios que no habrá efectivos de seguridad armados dentro del salón de plenos.

REACCIÓN DE LOS LEGISLADORES

En este contexto, el coordinador de los diputados panistas, Héctor Larios, informó anoche, tras reunirse con Felipe Calderón para evaluar las condiciones de la ceremonia, que están dispuestos a construir cualquier acuerdo político con el PRD.

Sin embargo, en el Senado el panista Santiago Creel advirtió que se cancelaría el diálogo parlamentario si el PRD recurre a la violencia, mientras que la fracción perredista en la cámara informó que no responderá a la intención de legisladores panistas de arropar y defender físicamente a Calderón el 1 de diciembre.

Luis Sánchez, portavoz del grupo perredista, explicó que ante la decisión del Partido de Acción Nacional (PAN) y la intención del perredismo de impedir la toma de protesta, están dispuestos a que los agredan y que la historia califique dichos actos.

Por su parte, el presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Mariano Palacios, expresó que a pesar de que asistirá a la toma de posesión, no significa que será un "colaboracionista acrítico" del nuevo Gobierno.