Publicado 12/09/2020 18:02:03 +02:00CET

México.- Cuatro 'normalistas' heridos tras embestir la Policía contra manifestantes en Michoacán

México.- Cuatro 'normalistas' heridos tras embestir la Policía contra manifestan
México.- Cuatro 'normalistas' heridos tras embestir la Policía contra manifestan - POLICÍA DE MICHOACÁN, MÉXICO

MADRID, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cuatro alumnos de la Escuela Normal Vasco de Quiroga de Tiripetío, en el estado mexicano de Michoacán, han resultado heridos como consecuencia de una embestida intencionada de un vehículo policial contra los manifestantes. Ocho policías han resultado heridos en los disturbios posteriores.

Unos 300 estudiantes estaban reteniendo autobuses en la carretera para negociar la liberación de 23 compañeros detenidos el jueves cuando participaban en otro corte de carretera.

Cuando llegó la policía, unos 200 agentes, hubo golpes, porrazos y petardazos. "Personal de la Unidad del Restablecimiento del Orden Público (UROP), mantiene una acción operativa en Tiripetío, para ubicar a los responsables de la agresión registrada con cohetones contra 8 elementos policiales que ya reciben atención médica, así como para preservar el orden", ha informado la Policía de Michoacán en Twitter.

Gamaliel Guzmán, dirigente estatal de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación ha explicado que los ánimos se calentaron después de que un camión policial arrollara a decenas de normalistas.

Un vídeo publicado en redes sociales muestra cómo el camión policial embiste contra decenas de jóvenes, que con piedras y palos trataban de detenerlo.

Estos incidentes se encuadran en la tensión entre los estudiantes de magisterio o 'normalistas' y las fuerzas de seguridad después de que 43 alumnos de la Escuela Normal de Ayotzinapa, estado de Guerrero, desaparecieron la madrugada del 27 de septiembre de 2014 en el vecino municipio de Iguala durante una protesta contra las autoridades locales.

La versión oficial es que fueron sorprendidos por la organización criminal Los Rojos, como parte de un ajuste de cuentas entre grupos rivales, y que los sicarios los mataron e incineraron y se deshicieron de sus restos en el basurero de Cocula.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y forenses argentinos que participaron en las pesquisas han desmontado esta teoría y han apuntado que el suceso podría estar relacionado con el tráfico de drogas en la región.

Contador