Despedido el fiscal general de Jalisco por el escándalo de los cadáveres hallados en un camión frigorífico

Actualizado 20/09/2018 8:58:55 CET

CIUDAD DE MÉXICO, 20 Sep. (Reuters/EP) -

Las autoridades de México han destituido este miércoles al fiscal general del occidental estado de Jalisco, Raúl Sánchez, en medio de la polémica desatada por el descubrimiento de un camión frigorífico que almacenaba decenas de cadáveres de la guerra al narcotráfico.

Los homicidios en el estado occidental, donde se encuentra una de las bandas de narcotraficantes más violentas y poderosas de México, el cártel de la Nueva Generación de Jalisco, ya han alcanzado un récord de 16.339 en lo que va de año y la tasa nacional de homicidios está subiendo, después de alcanzar su máximo en la historia moderna en 2017.

Las acusaciones de que las autoridades en Jalisco estaban manipulando cuerpos estallaron la semana pasada después de que se descubriera un camión con varios cadáveres en un almacén en las afueras de la segunda ciudad más grande de México, Guadalajara, provocando la ira del alcalde del municipio.

En una conferencia de prensa, las autoridades han confirmado que el camión frigorífico contenía 273 cadáveres, por encima de los 150 cuerpos de los que se informó inicialmente. Además, se ha encontrado otro camión con 49 cadáveres más.

El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, ha atribuido el incidente a la mala planeación de funcionarios del estado. "No podemos aceptar hechos de indolencia, de falta de sensibilidad", ha comentado Sandoval, quien ha prometido que todos los cuerpos estarían almacenados adecuadamente para el 15 de octubre.

El director del instituto forense, Luis Octavio Cotero, fue despedido este martes. Cotero dijo a Reuters que el organismo no era responsable de almacenar los cuerpos sin identificar y acusó al Gobierno de convertirlo en un chivo expiatorio.