México.- Detienen a un funcionario mejicano que traba de ayudar a entrar en EEUU a un grupo de inmigrantes ilegales

Actualizado 30/01/2006 6:48:00 CET

CIUDAD DE MEXICO, (EP/AP)

La patrulla fronteriza estadounidense arrestó este domingo a un funcionario de Inmigración mejicano que presuntamente trató de ayudar a un grupo de inmigrantes indocumentados a entrar en Estados Unidos, según informó el Gobierno hoy.

Las autoridades detuvieron a Francisco Javier Gutiérrez en un retén cerca de Alamogordo, en Nuevo México, indicó la Secretaría de Gobernación de México en un comunicado. Gutiérrez fue despedido por corrupción el año pasado, pero regresó a su trabajo tras ganar una demanda judicial, al afirmar que había sido despedido injustamente, informó el Instituto Nacional de Inmigración.

El Gobierno mejicano prometió cooperar con las autoridades estadounidenses en la investigación de Gutiérrez. "El Instituto Nacional de Migración ofreció a la Patrulla Fronteriza colaboración plena para la investigación sobre los posibles nexos con bandas de tráfico de personas e indicó que mantendrá mano firme contra la corrupción y el maltrato a los migrantes", informó el organismo gubernamental a través de un comunicado.

El arresto de Gutiérrez ocurre una semana después de que los gobiernos de México y Estados Unidos intercambiasen notas diplomáticas sobre la seguridad en la frontera común. El miércoles, el embajador de Estados Unidos en México, Tony Garza, envió una nota en la que instó al gobierno mejicano a combatir la violencia y corrupción relativas al narcotráfico en la zona.

La nota se dio después de que autoridades de Texas se enfrentaron a hombres armados vestidos con uniformes militares mejicanos que posteriormente descargaron marihuana de un vehículo todo terreno antes de incendiarlo.

Las autoridades mejicanas habían dicho que los hombres no eran soldados mexicanos. Las autoridades texanas afirmaron que deseaban investigar más el incidente.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Ernesto Derbez, calificó los comentarios de Garza como fuera de lugar y el jueves envió una nota diplomática en la que pidió al embajador estadounidense que deje de hacer comentarios públicos sobre temas de seguridad y de inmigración.

Garza respondió al enviar una segunda nota el viernes en la que reiteró su petición de que "el Gobierno mejicano adopte medidas adicionales para evitar la violencia a través de las fronteras y que ofrezca a nuestro Gobierno los resultados de las investigaciones que hubieran estado relacionadas con la violencia.