Actualizado 27/02/2013 06:39 CET

Detienen a la presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación por desvío de fondos

MÉXICO DF, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La presidenta vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de México, Elba Esther Gordillo, ha sido detenida este martes por desviar fondos pertenecientes a la organización gremial por valor de 2.000 millones de pesos (119 millones de euros), según ha informado el procurador general, Jesús Murillo Karam.

En una rueda de prensa, Murillo Karam ha explicado que el pasado 23 de febrero se iniciaron acciones penales contra la líder sindical tras detectar operaciones ilícitas, por las que se ha dictado una orden de detención en su contra que se ha ejecutado este martes.

Gordillo ha sido detenida alrededor de las 19.00 horas (2.00 horas en España) en el aeropuerto internacional de Toluca, capital del Estado de México (Edomex), y ha sido trasladada a un centro penitenciario, aunque se desconoce a cuál.

Murillo Karam ha detallado que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha detectado que entre 2008 y 2011 se han desviado fondos del SNTE a cuentas bancarias de personas físicas.

"El dinero de los trabajadores de la educación se usó para pagar una tarjeta de crédito a nombre de Elba Esther Gordillo", ha sostenido el fiscal general del país iberoamericano, en declaraciones recogidas por el diario 'Milenio'.

Además, ha indicado que se han detectado transferencias a clínicas de cirugía estética por valor de 17.000 dólares (13.000 euros).

REFORMA EDUCATIVA

La detención de Gordillo se ha llevado a cabo un día después de que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, anunciara una histórica reforma para mejorar el sistema educativo y, precisamente, reducir la influencia del SNTE.

"Nuestros niños y jóvenes merecen profesores capacitados, responsables y cumplidos. La reforma contiene reglas claras para que el mérito profesional sea la única forma de ingresar, permanecer y ascender ", dijo.

Hasta ahora el SNTE ha controlado el reparto de las plazas y cargos e incluso la venta de puestos de trabajo. El precio de una plaza de maestro podía alcanzar los 300.000 pesos (alrededor de 18.035 euros) y la mayoría de los educadores avanzan en su carrera profesional no por concurso, sino por vínculos con dirigentes sindicales, según han declarado varios docentes a la agencia de noticias Reuters.