Actualizado 19/03/2006 2:23:30 +00:00 CET

México.- Disminuye a siete el número de adolescentes muertos en el accidente sufrido por un autobús escolar

MEXICO, 19 Mar. (AP) -

El balance de muertos por el accidente sufrido el sábado por un autobús escolar al volcar el vehículo, que tenía 30 años de antigüedad y era conducido por un joven de 20, disminuyó hoy a siete, según fuentes gubernamentales.

A través de un comunicado de prensa, la Secretaría de Educación desveló los nombres de los nombres de las siete víctimas, todas ellas adolescentes. De esta forma se desmienten las primeras cifras de muertos, que en un primer momento apuntaban a 15 y posteriormente a 12.

La portavoz de la secretaría, Mónica García, afirmó que los funcionarios cometieron un error al calcular la cantidad de muertos porque los heridos fueron trasladados a diversos hospitales y algunos no fueron ubicados de inmediato en ninguno, por lo que se interpretó que podrían haber fallecido.

Además, el número de adolescentes heridos se sitúa en 28, de los cuales cinco continúan en estado grave, según señaló García. El chofer del autobús está desaparecido.

Según el director de Protección Civil de Tlalnepantla, Carlos Ruiz Flores, citado por 'El Universal', el autocar era un modelo antiguo, de la década de los 70, y estaba en malas condiciones.

Además, testigos citados por el rotativo mexicano indicaron que el conductor, de unos 20 años, iba "echando carreritas" con otros camiones y, según una joven, "iba drogándose", explica el diario.

Otras versiones apuntan a que el conductor iba acompañado por otra joven con la que se turnaba al volante.

El subprocurador de Justicia de Tlalnepantla, Carlos Flores González, anunció que serán citados los directivos de la línea a la que pertenece el autobús accidentado, para que respondan civilmente por los daños ocasionados a los jóvenes, alumnos del Centro de Estudios Tecnológicos, Industriales y de Servicios (CETIS), aunque descartó que se proceda penalmente contra ellos o contra los directivos.

Flores González dijo que realizarán investigaciones para determinar las causas del accidente y agregó que, de entrada, el conductor es el único penalmente responsable de los hechos.

Mientras, los dirigentes de la línea de autobuses tendrán que asumir la responsabilidad civil por los daños y los directivos de la escuela estarán exentos de cualquier responsabilidad, aunque ello dependerá de las investigaciones, agregó.

"Chocó contra la banda de resguardo y ahí se quedó el eje delantero, pero el camión se fue para abajo. Las llantas estaban gastadas y tenía mucho polvo en su parte inferior, lo que demuestra que desde hacía años no recibía mantenimiento alguno", aseguró Ruiz Flores.

El director de Protección Civil dijo que la investigación de la Fiscalía de Justicia debe tomar en cuenta el estado del autobús y consideró que los directivos de la escuela debieron igualmente cerciorarse de que se trataba de una unidad en buen estado, antes de efectuar el contrato para trasladar a los estudiantes.

Los jóvenes se disponían a visitar una planta de Coca Cola en Coacalco. Al regresar a la capital, después de llegar al destino y advertir que la visita no podía tener lugar, el joven perdió el control del vehículo y se desplomó desde una altura de 10 metros.