Actualizado 14/03/2007 18:45:57 +00:00 CET

México/EEUU.- Bush y Calderón coinciden en priorizar los acuerdos migratorios y comerciales tras su reunión en México

MÉRIDA (YUCATÁN, MÉXICO), 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes de Estados Unidos y México, George W. Bush y Felipe Calderón, respectivamente, hicieron hoy un balance de lo que ha sido su primera reunión, que en este caso tuvo lugar en Mérida (estado mexicano de Yucatán) y coincidieron en priorizar los acuerdos migratorios y comerciales como base de las relaciones bilaterales.

Así pues, los mandatarios acordaron trabajar de manera conjunta en la mejora de la seguridad en la frontera, por la que cada año intentan pasar miles de mexicanos y donde Estados Unidos prevé construir un muro de 1.200 kilómetros; promover un acuerdo migratorio que beneficie a los trabajadores mexicanos en territorio estadounidense; y buscar la ampliación de los acuerdos comerciales.

Durante una conferencia de prensa conjunta al finalizar la reunión, Bush consideró que el problema migratorio no se resuelve con la legalización automática de los inmigrantes ilegales ni la amnistía, según informa el diario local 'El Universal'.

Bush y Calderón aseguraron que el tema energético, especialmente el petróleo, no fue abordado en esta reunión, ya que, según el mandatario mexicano, el crudo es propiedad de la nación y las determinaciones sobre esta cuestión la deciden los mexicanos, aunque sí reconoció que hay problemas por el declive en la producción de petróleo en México.

Por otro lado, Bush aseguró que Calderón mantiene un liderazgo en Iberoamérica, mientras que éste refrendó la condición latinoamericana de México y manifestó su respeto por los demás gobiernos.

Asimismo, el presidente de Estados Unidos aseguró que colaborará con el Gobierno de México en temas como la lucha contra la delincuencia organizada, pues manifestó que cualquier acción que se tome en México tendrá un reflejo en Latinoamérica.

Una de las preguntas que evadió Bush fue el referido a su homólogo venezolano, Hugo Chávez, cuando se le preguntó sobre su liderazgo en la región y su iniciativa bolivariana. El presidente estadounidense evitó responder de manera directa y se limitó a señalar que respeta el papel que juega México en Latinoamérica.

PRIORIDAD A REFORMA MIGRATORIA

Antes de esta rueda de prensa, la canciller (ministra de Exteriores) mexicana, Patricia Espinosa, manifestó que sin reforma migratoria integral será difícil la solución de problemas comunes entre México y Estados Unidos.

"Sin una reforma migratoria integral será difícil que nos podamos concentrar en la solución de otros problemas que nos son comunes", señaló en una entrevista concedida con 'Primero Noticias'.

La responsable de Relaciones Exteriores adelantó que el comunicado conjunto que después emitirían Calderón y Bush, tal y como se confirmó después en la rueda de prensa, sería una revisión de aspectos de la relación bilateral, con especial atención a temas de apertura comercial.

"Se habla de la necesidad de la apertura comercial, de la necesidad de seguir trabajando en el grupo de trabajo binacional sobre maíz y frijol", indicó, al tiempo que confirmó la necesidad de seguir impulsando una reforma migratoria integral.

No obstante, Espinosa expresó su satisfacción por la visita del presidente de Estados Unidos, ya que "es una visita que brinda la oportunidad de sentar nuevas bases para fortalecer la relación bilateral, para profundizar en los instrumentos institucionales y también para explorar algunos temas nuevos o por lo menos algunos enfoques novedosos en esta relación bilateral que es tan importante para los dos países".