Actualizado 18/01/2018 17:31 CET

México insiste en su respuesta a Trump sobre el muro: "Nuestro país no pagará"

Frontera entre Estados Unidos y México
REUTERS / MIKE BLAKE

CIUDAD DE MÉXICO, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

México ha reiterado este jueves al presidente estadounidense, Donald Trump, que "no pagará, de ninguna manera", el muro que se ha empeñado en construir en la frontera común para frenar la inmigración ilegal, el tráfico de armas y el "terrorismo".

La polémica se ha reactivado a raíz de una nueva cadena de 'tuits' de Trump en los que ha insistido en que el muro se construirá y México lo pagará "directa o indirectamente" porque el coste es "una miseria" en comparación con los beneficios que obtiene el país con el acuerdo de libre comercio para América del Norte, el NAFTA o TCLAN.

"Como ha sostenido siempre el Gobierno de México, nuestro país no pagará, de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia, un muro o barrera física que se construya en territorio estadounidense a lo largo de la frontera", ha dicho el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

Además, ha aclarado que "esta determinación no es parte de una estrategia negociadora mexicana", en el marco de las conversaciones con Estados Unidos y Canadá para actualizar el NAFTA, "sino un principio de soberanía y dignidad nacional".

El Ejecutivo de Enrique Peña Nieto ha subrayado que mantendrá una posición "seria y constructiva" en las negociaciones sobre el NAFTA, de modo que "no negociará el TCLAN ni ningún otro aspecto de la relación bilateral por medio de las redes sociales y de los medios de comunicación".

MÉXICO Y LA VIOLENCIA

La Cancillería mexicana se ha referido en concreto a la violencia, principal razón esgrimida por Trump para erigir el polémico muro. Aunque ha reconocido que el país "tiene un problema significativo", ha negado "que México sea el país más peligroso del mundo". "Tan solo en América Latina, otros países tienen tasas de homicidios superiores", ha señalado.

"Respecto a la violencia generada en México por el tráfico ilícito de drogas, armas y dinero entre nuestros países, reiteramos que es un problema compartido que sólo terminará si se tratan sus causas de raíz: la alta demanda de drogas en Estados Unidos y la oferta desde México (y otros países)", ha apuntado.

En este punto ha recordado asimismo que "las organizaciones criminales internacionales han causado la muerte de miles de mexicanos, incluyendo miembros de las Fuerzas Armadas y policías, y de miles de estadounidenses". "Sólo en base a los principios de responsabilidad compartida, trabajo en equipo y confianza mutua podremos superar este reto", ha sostenido.