México muestra su preocupación por la "intimidación y extorsión a migrantes" en la frontera de EEUU

Unos 3.000 migrantes centroamericanos ponen rumbo a Estados Unidos desde Chiapas
TWITTER
Actualizado 21/04/2019 8:57:59 CET

   MADRID, 21 Abr. (Reuters/EP) -

   El Gobierno de México ha expresado este sábado su preocupación ante las actividades de "intimidación y extorsión a migrantes" desempeñadas por distintos grupos de milicias en la frontera de Nuevo México ya que, en su opinión, este tipo de prácticas violan los Derechos Humanos de las personas que migran hacia Estados Unidos.

   No obstante, la secretaria de Relaciones Exteriores del Gobierno de México ha emitido un comunicado en donde ha explicado que para México, "las tareas de patrullaje y seguridad, al margen de las estructuras legales del gobierno federal de ese país, constituyen asimismo un riesgo para la seguridad humana de los migrantes".

   Esta semana un grupo de ciudadanos estadounidenses autodenominados Patriotas Constitucionales Unidos (UCP) ha comenzado a subir en redes sociales una serie de vídeos en los que se les ve deteniendo a migrantes que buscaban asilo para entregarlos a la patrulla fronteriza, según ha informado este sábado el diario 'Jornada'.

   En este sentido, el FBI ha detenido este sábado a Larry Hopkins, miembro de un grupo armado de ciudadanos estadounidenses que ha estado deteniendo a migrantes que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México en Nuevo México. Hopkins ha sido detenido en Nuevo México y está acusado de posesión de armas de fuego y municiones.

   El fiscal general de Nuevo México ha descrito a Hopkins como "un delincuente peligroso que no debería tener armas cerca de niños y sus familias".

   "El arresto de hoy por parte del FBI indica claramente que el Estado de derecho debería estar en manos de oficiales de policía entrenados, no de vigilantes armados", ha sostenido Balderas en un comunicado.

   Por su parte, un miembro de la UCP, que se negó a ser identificado, ha reconocido que el grupo está formado por veteranos militares que llevan armas en defensa propia pero que nunca apuntaron con armas de fuego a los migrantes.

   El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, explicó a principios del mes de abril que la migración "no es un asunto solo de México" porque "es una migración que viene de Centroamérica, de otros países, porque no se están atendiendo las causas, es decir, la gente no tiene oportunidades". El "plan" de su Gobierno es que la migración sea "legal y ordenada" y que "al mismo tiempo se protejan los Derechos Humanos".

Para leer más