Actualizado 17/07/2007 4:03:15 +00:00 CET

México/España.- Zapatero subraya en México la necesidad de luchar contra la pobreza, principal causa de la inmigración

CIUDAD DE MÉXICO, 17 Jul. (de la enviada especial de Europa Press, Lucía López Rojo) -

El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, subrayó hoy, ante el presidente mexicano, Felipe Calderón, que el principal reto al que se enfrenta la sociedad actual es "la lucha contra la pobreza y la exclusión", a las que señaló como las causas fundamentales de la inmigración.

"Todavía una gran parte de la población mundial, por encontrarse sumida en la pobreza y el subdesarrollo, no disfruta efectivamente de la plena dignidad a la que tiene derecho como ser humano", señaló Zapatero en el brindis de la cena de gala que ofreció Calderón a la delegación española que visita México en el Palacio Nacional de la capital.

Zapatero señaló la pobreza como "la principal causa de los movimientos migratorios incontrolados, que tantos sufrimientos acumulan" y, a continuación, hizo referencia al muro construido por Estados Unidos en la frontera con México: "No hay muro, por alto, ancho o largo que sea, y cualquiera que sea el material que lo conforme, que pueda imponerse al sueño de una vida mejor. No hay muro ni fosa que prevalezcan frente al intento de conquistar un futuro en bienestar", enfatizó.

El jefe del Ejecutivo español dedicó otro momento de su discurso a hablar de nuevo de terrorismo y crimen organizado, "dos de las mayores amenazas al Estado de Derecho que se pueden concebir". En este punto, destacó que, igual que España cuenta "con el firme apoyo de México para combatir la lacra del terrorismo", México tiene en España "un sólido aliado en la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico".

Por último, se mostró convencido de que la colaboración entre ambos Gobiernos continuará dando sus frutos "hasta la victoria definitiva del Estado de Derecho frente a los que voluntariamente se sitúan frente a él".

ESPAÑA, RESPETADA POR SU LUCHA CONTRA ETA

Por su parte, Calderón reiteró el apoyo de México a la política antiterrorista del Gobierno español y destacó que "España se gana el respeto de todos" al afrontar este combate desde el respeto a la Ley y al Estado de Derecho.

Tras condenar toda forma de violencia, el mandatario mexicano parafraseó a Miguel de Unamuno para advertir a los terroristas de que "por medio de la violencia nunca lograrán vencer y menos aún convencer".