Actualizado 26/10/2011 00:00 CET

México.- Estados Unidos tienen informantes e infiltrados en los principales cárteles de la droga de México, según NYT

NUEVA YORK, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las agencias de seguridad de Estados Unidos se han infiltrado en los cárteles del narcotráfico mexicanos con informantes y agentes propios, según fuentes de ambos países consultadas por el 'New York Times'.

Con la apertura de nuevos puntos de control en la frontera, los informadores que trabajan para Estados Unidos también han ido creciendo, lo que ha permitido que las autoridades capturen o maten a más de veinte líderes o lugartenientes de los cárteles. Además, los agentes de Inteligencia norteamericana han llegado hasta las altas cotas de estas organizaciones.

El Gobierno mexicano ha permitido que en los últimos cinco años las autoridades norteamericanas participen más en la lucha contra las bandas del narcotráfico, según fuentes estadounidenses, en un intento por impedir que la violencia se traslade al norte de la frontera. En algunos casos, Washington ha utilizado aviones no tripulados para acabar con dichas mafias.

Esta cooperación ha conseguido que muchos grupos decrezcan o se hagan menos peligrosos. Según 'New York Times', los informantes han ayudado a las autoridades a detener a varias personas relacionadas con el asesinato del agente estadounidense de Inmigración y Fronteras Jaime J. Zapata, que murió supuestamente a manos de Los Zetas en el centro de México.

La mayoría de los informantes son delincuentes capturados por las autoridades que pretenden mitigar sus penas, aunque las fuentes consultadas por el diario son reacias a ofrecer más datos de estos colaboradores.

La Oficina Antidroga de Estados Unidos (DEA) en Houston ha creado varios lazos con personas que tienen relaciones directas con los líderes de Los Zetas y del cártel del Golfo. El diario estadounidense señaló que el hombre acusado de participar en el complot iraní contra el embajador saudí contactó con uno de estos colaboradores para que los cárteles mexicanos participasen en el asesinato.

En algunos casos, los colaboradores son los auténticos capos mafiosos. El mes pasado, un juez federal de la localidad texana de El Paso condenó a un líder del cártel de Sinaloa a cadena perpetua por los cargos de narcotráfico y conspiración. En este caso, las autoridades reconocieron a este acusado como un agente doble, ya que actuaba como informante para que las autoridades detuvieran a sus rivales y pudiera tener más libertad en sus operaciones delictivas.