Actualizado 25/03/2006 4:24:00 +00:00 CET

México.- El ex jefe de policía de Nuevo Laredo presenta su dimisión por el "desgaste mental" provocado por la violencia

MONTERREY, 25 Mar. (EP/AP) -

El ex jefe de Policía en la violenta ciudad mexicana de Nuevo Laredo, que presentó su dimisión el pasado miércoles, aseguró el viernes que decidió abandonar el puesto porque se estaba "desgastando mentalmente".

Omar Pimentel, de 38 años, dimitió el miércoles tras permanecer en el cargo ocho meses, los cuales estuvieron marcados por un creciente ola de asesinatos relacionados con el narcotráfico.

Pimentel, que renunció horas después del hallazgo de tres cadáveres calcinados, admitió que la incesante violencia en Nuevo Laredo, en el nororiental estado de Tamaulipas, comenzaba a pasarle la factura.

"Cuando pasan ese tipo de situaciones eso te desgasta, aunque nosotros no tengamos nada que ver en las investigaciones", dijo el ex jefe policial en una entrevista telefónica en referencia a que sus funciones eran preventivas.

"La verdad es que ya estaba cansado. Es un trabajo difícil, y con tanta presión te vas desgastando mentalmente", explicó dos días después de abandonar el cargo en Nuevo Laredo, que colinda con la ciudad estadounidense de Laredo en el estado de Texas.

Pimentel, quien se protegía con al menos una docena de guardaespaldas provistos de fusiles automáticos, dijo que no fue amenazado por los cárteles de la droga, que llevan a cabo una sangrienta lucha por el control de territorios en la ciudad de 330.000 habitantes.

El predecesor de Pimentel, Alejandro Domínguez, fue muerto a tiros apenas siete horas después de que asumió el cargo en junio. Hasta la fecha no hay detenidos en relación con el atentado, pero los investigadores han mencionado la participación de narcotraficantes.