Actualizado 18/12/2012 16:26:18 +00:00 CET

México.- Un exdirigente del PRI demanda a Calderón ante el TPI por su política contra el narcotráfico

MÉXICO DF, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El exdirigente del partido Revolucionario Institucional (PRI) Humberto Moreira Valdés, ex gobernador de Coahuila (norte de México), ha denunciado al expresidente Felipe Calderón ante el Tribunal Penal Internacional (TPI) por los más de 50.000 muertos provocados en la guerra que emprendió el exmandatario durante su sexenio (2006-12) contra el narcotráfico.

Moreira Valdés ha enviado un documento a la fiscal general del TPI, Fatou Bensouda, en el que acusa a Calderón de haber creado un "estado de excepción" durante los seis años de su mandato y al que hace responsable de todos los crímenes cometidos en pos de acabar con los cárteles de la droga.

"El presidente de la República declaró un estado de guerra interna en México, y movilizó a las tropas en el territorio nacional, sin proteger a la población civil mediante la suspensión de garantías constitucionales", asegura en el texto el exgobernador, según recogen varios medios locales.

Moreira Valdés asegura en el escrito que "la guerra contra el narcotráfico no se ha dado como un plan de acción aislado, sino que ha sido el eje rector de la política nacional del presidente Felipe Calderón".

Además, denuncia que aunque el despliegue de las tropas se realizó en el departamento de Michoacán, la guerra se extendió a todo el territorio nacional "sin que se conozca a ciencia cierta el número de muertos que ha provocado, especulándose que los mismos pueden ser de 50.000 hasta 150.000".

El exgobernador de Coahuila ha instado al TPI a investigar las violaciones de Derechos Humanos cometidas durante el Ejecutivo de Calderón. "Con dicha estrategia las informaciones de la tasa de homicidios, sólo en relación con la delincuencia organizada, mostraron un incremento del 260 por ciento entre 2007 y 2010, contándose 2.826 homicidios en el primer año y 15.273 en el segundo", señala en el documento.

Moreira Valdés asegura además que hasta 2010, 230.000 personas habían tenido que abandonar su hogar por la guerra contra el narcotráfico, pero que las personas que trabajaban para los cárteles ascendían hasta el medio millón.

El exdirigente priísta destaca a Calderón como principal culpable, "al comandar y movilizar a las Fuerzas Armadas mexicanas (...) propiciando que las tropas bajo su mando atenten contra la vida e integridad de las personas que no participan en las hostilidades, sujetándolas a tratos crueles, tortura y ultrajes contra su dignidad personal, imponiéndoles especialmente tratos humillantes y degradantes".

La política de Calderón de lucha directa contra el narcotráfico ha sido muy criticada por la cantidad de personas que han fallecido en los enfrentamientos entre los diferentes cárteles y contra las fuerzas de seguridad mexicanas. Algunos activistas cifran el número de muertos en al menos 70.000 y el número de desaparecidos en 40.000 en todo el sexenio.