La expresidenta del sindicato de profesores de México Elba Esther Gordillo promete seguir la lucha sindical

Elba Esther Gordillo, exdirigente del SNTE
REUTERS / IMELDA MEDINA
Actualizado 21/08/2018 8:37:49 CET

CIUDAD DE MÉXICO, 21 Ago. (Reuters/EP) -

La expresidenta del sindicato de profesores más grande de México y Latinoamérica, Elba Esther Gordillo, ha reaparecido este lunes públicamente tras ser absuelta después de más de cinco años de detención y ha afirmado que volverá "al lado de los maestros" a defender la educación pública.

A principios de agosto, Gordillo, de 72 años, fue absuelta de los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada tras el sobreseimiento de su causa.

Cientos de miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el más grande de la región con 1,6 millones de afiliados, se agolparon en uno de los salones de un lujoso hotel de Ciudad de México para escuchar el discurso de Gordillo.

"Ejerceré mi libertad consciente de que mi lealtad y mi lugar siempre ha estado y estará al lado de los maestros y maestras de México, y de la defensa de la educación pública", ha afirmado Gordillo sin dejar claro si volverá al gremio en su primer discurso desde que fue detenida en febrero de 2013.

Gordillo ha insistido en su inocencia y ha dicho que el SNTE vive una crisis gremial. También ha criticado la reforma educativa llevada a cabo por el saliente mandatario Enrique Peña Nieto. "Recuperé la libertad y la reforma educativa se derrumbó", ha aseverado.

La profesora creció en la pobreza y se volvió una acaudalada mujer, dueña de lujosas propiedades, al frente del SNTE y al abrigo de las políticas del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Sin embargo, en un giro inesperado, su detención fue ordenada por un gobierno del PRI después de que se enfrentara a la reforma educativa del presidente Enrique Peña Nieto, quien entregará el poder al izquierdista Andrés Manuel López Obrador en diciembre.

Durante su campaña electoral, López Obrador prometió echar atrás la polémica reforma educativa de Peña Nieto y sacar al país de rezago educativo en el que se encuentra.

Según el último Informe PISA, de 2015, México reprobó en todas sus evaluaciones y acumuló 15 años en el sótano de las naciones pertenecientes a la OCDE.