Actualizado 24/08/2006 09:04 CET

México.- Felipe Calderón pide a los manifestantes que respeten la ley y a las instituciones

MEXICO, 24 Ago. (EP/AP) -

El candidato por el conservador Partido Acción Nacional, Felipe Calderón, quien obtuvo una estrecha ventaja en las elecciones presidenciales, adoptó una postura más encaminada al respeto de la ley y las instituciones en momentos en que las protestas callejeras siguieron avanzando tanto en la capital como en la sureña ciudad Oaxaca.

"Mi primera responsabilidad como presidente será la aplicación de la ley", dijo Calderón en una reunión con empresarios en la ciudad central mexicana Guanajuato.

Calderón ha enfocado sus escasos discursos públicos a temas de combate a la pobreza en las semanas posteriores al 2 de julio, en donde los resultados oficiales de la votación mostraron que había vencido al izquierdista Andrés Manuel López Obrador con una ventaja de 0,6 por ciento.

López Obrador ha denunciado que hubo fraude y lleva a cabo un campamento por las calles de la capital. Calderón le respondió al afirmar que "los superará a la izquierda" al adoptar medidas antipobreza.

Sin embargo, mientras los campamentos de protesta que bloquean el tránsito hacia el centro de la Ciudad de México se acercan al mes de duración, y otras manifestaciones de protesta diferentes surgidas de una huelga de maestros en el sureño estado de Oaxaca están por cumplir su tercer mes de bloqueos y barricadas, Calderón parece estar dispuesto a enfrentar la creciente frustración de las manifestaciones, a menudo fuera de la ley.

"La prioridad del gobierno será aplicar la ley y respetar los derechos de los ciudadanos", dijo Calderón ante los empresarios. "Ni el comercio ni el turismo, ni la industria ni los servicios podrán prosperar si no se aplica la ley", señaló.

En tanto, López Obrador enfocó su rabia contra los medios de prensa en los últimos días, al acusarlos de ignorarlo y "avalar el fraude, jugar el juego de la derecha, y actuar... como alcahuetes del gobierno de la derecha".

"No queremos amenazar a nadie, somos respetuosos de la libertad de prensa, pero creo que es nuestro derecho exigir la apertura de los medios de prensa", señaló López Obrador ante simpatizantes reunidos en el Zócalo, la plaza principal del centro de la capital mexicana.