Actualizado 16/11/2006 2:43:03 +00:00 CET

México.- Fox pide al PRD que respete la ceremonia de toma de posesión de Calderón ante sus amenazas de boicoteo

CIUDAD DE MÉXICO, 16 Nov. (EP/AP) -

El Gobierno mexicano de Vicente Fox pidió al partido izquierdista de la Revolución Democrática (PRD) respetar el triunfo del presidente electo Felipe Calderón, ante sus advertencias de boicotear la ceremonia de toma de posesión el 1 de diciembre.

"El presidente Calderón fue electo por las mayorías y en democracia mandan las mayorías", señaló el portavoz presidencial Rubén Aguilar.

El portavoz del PRD, Gerardo Fernández, aseguró en rueda de prensa que su decisión de impedir la toma de posesión de Calderón como presidente "es irrevocable" y aseguró que "esta es la crónica de una confrontación anunciada".

Consideró que la única forma de evitar una confrontación es que el conservador renuncie a ser el mandatario. "El Gobierno de la República hará un llamamiento a los partidos, en particular al PRD para que respeten la decisión de las mayorías", dijo el portavoz de Fox.

Aguilar adelantó que está confirmada la asistencia a la ceremonia de cambio de mando del príncipe Felipe de Asturias y de mandatarios latinoamericanos como el colombiano Álvaro Uribe, el argentino Néstor Kirchner y algunos centroamericanos.

El PRD, que junto con otros dos partidos optó este año a la presidencia al ex alcalde de la ciudad de México Andrés Manuel López Obrador, no ha dicho específicamente qué hará para tratar de impedir que Calderón sea erigido como nuevo presidente en un acto previsto para el 1 de diciembre en la Cámara de Diputados.

No se descarta, sin embargo, que legisladores del PRD busquen tomar la tribuna de la cámara baja como hicieron en septiembre para impedir que Fox pronunciara su discurso con motivo del sexto y último informe de gobierno.

El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Zermeño, ha solicitado el apoyo de la policía local y federal para que resguarden el recinto legislativo. Aguilar aseguró que está garantizada la seguridad de los mandatarios extranjeros que acudan a la ceremonia el 1 de diciembre.