Actualizado 31/10/2006 14:55 CET

México.- El gobernador de Oaxaca insiste en que no renunciará a su cargo

MEXICO DF, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

El gobernador del estado mexicano de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, regresó anoche a la casa de gobierno y ratificó que por ningún motivo renunciará a su cargo, después de más de tres meses de conflicto con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

Sólo 36 horas después de que la Policía Federal Preventiva (PFP) entrara en la capital, Ulises ofreció una rueda de prensa en la que también acusó al PRD de estar involucrado en este conflicto, en el que también participan "grupos subversivos" de otras partes del país.

"Veo a dirigentes y cuadros del PRD. Hay presencia de grupos que no son del estado", añadió el polémico gobernador, quien entre éstos mencionó "a los Panchos Villas (del Distrito Federal) y los atencos (del estado de México)".

Ruiz reconoció que la entrada de la PFP no resolverá el conflicto y reconoció que "por eso sigue instalada una mesa de negociaciones en la Secretaría de Gobernación", horas después de que el Congreso de la Unión le solicitara su renuncia.

El gobernador ratificó que una vez que regrese a la normalidad su administración, no ejercerá ningún tipo de represión. Incluso aseguró estar dispuesto a generar una nueva relación con los dirigentes de la APPO, como Flavio Sosa, y de la sección 22 del SNTE, Enrique Rueda.

En la rueda de prensa se le vio inquieto, rodeado de periodistas nacionales e internacionales, así como de cámaras y micrófonos de diversos medios. El mandatario oaxaqueño declinó señalar si detrás de las movilizaciones de la APPO ha intervenido algún ex gobernador.