Actualizado 21/10/2006 03:04 CET

México.- El Gobierno afirma que "toca a todos" devolver la paz a Oaxaca y que está dispuesto a dialogar con la APPO

CIUDAD DE MÉXICO, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Agotada la instancia jurídica constitucional del Senado para el caso Oaxaca, "toca a todos devolverle la paz" al estado de Oaxaca, según afirmó el viernes el secretario de Gobernación, Carlos Abascal, quien remarcó que el Gobierno federal está dispuesto a seguir dialogando con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) para restablecer el orden.

"A todos nos toca poner de nuestra parte y devolverle a Oaxaca la paz, el orden y la calma", insistió el titular de Gobernación, aunque rechazó señalar o negar que sea recomendable la salida voluntaria del gobernador de la región, Ulises Ruiz, según informa el diario local 'El Universal'.

Abascal reiteró que en el momento en que se encuentra el conflicto, después de que el Senado determinara que no procede declarar la desaparición de poderes, a todos los actores "les corresponde aportar para la vuelta al imperio de la ley".

Por otra parte, negó que la Secretaría de Gobernación, como instancia promotora del diálogo y de soluciones, haya sido causante de una división en la coalición que forman la Asamblea Popular y la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

"No estamos intentando efectos de esta naturaleza (la ruptura de los grupos contrarios al gobernador); lo que intentamos es resolver el problema de Oaxaca, por lo que me da mucho gusto la decisión del magisterio de volver a las clases", señaló Abascal, al tiempo que manifestó que espera que hoy, sábado, se informe del regreso a las aulas y se haga a la mayor brevedad.

En su opinión, la alternativa de que la ciudad de Oaxaca vuelva a la tranquilidad fue propuesta hace días por la misma APPO y consiste en que la aplicación de la ley sea garantizada por la policía local con un mando federal.

Para la realización de esta propuesta, lo único que se necesita es que tanto el grupo de asociaciones populares como el Gobierno pongan una fecha para rubricar su acuerdo.