Publicado 22/10/2021 08:51CET

México.- La Justicia mexicana continuará investigando el caso de Ligia Ceballos, una posible 'bebé robada' en España

Archivo - Sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de México (SCJN)
Archivo - Sede de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de México (SCJN) - CAMILO FREEDMAN / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Justicia mexicana ha revocado la decisión de la Fiscalía de dar por concluida la investigación y ha dado una nueva oportunidad al caso de Ligia Ceballos, un posible caso de 'bebé robada' en España en el año 1968.

La Fiscalía mexicana argumentó su decisión en el fallecimiento de los presuntos perpetradores del delito, mientras que en España se aplica la preinscripción de los hechos de este tipo de denuncias, lo que para Amnistía Internacional supone "no llevar a cabo un mínimo intento de proporcionar verdad a las víctimas".

Por su parte, el director de Amnistía en España, Esteban Beltrán, ha catalogado el hecho como "una muy buena noticia" que permitirá a Ceballos "encontrar la verdad sobre quién fue su madre biológica y si fue separada de ella con o sin su consentimiento". "Con esta decisión, la Justicia mexicana da un paso importante en la lucha contra la impunidad por crímenes de derecho internacional cometidos en España durante el franquismo", ha dicho.

Respecto a este tipo de delitos, Amnistía Internacional ha recordado que "sólo cesan cuando se descubre la verdad" sobre la identidad y se garantiza una "posibilidad legal y real de restablecerla", así como sus lazos familiares, y ha denunciado que en este caso no se han garantizado.

Ceballos ha trasladado su emoción al recibir la noticia y ha apuntado que disponer de la posibilidad de conocer sus orígenes le supone "una gran alegría". En este sentido ha agradecido a la organización y los asesores legales consultados todos sus esfuerzos "para esclarecer la verdad".

Hace años Ceballos descubrió sus orígenes españoles y haber nacido bajo el nombre de María Diana Ortiz Ramírez, así como que fue entregada en prohijamiento a un matrimonio mexicano que la trasladó a la nación centroamericana inscribiéndola como su hija biológica. En 2017, Ligia Ceballos presentó una denuncia penal ante la Procuraduría General de México por presunta desaparición forzada, la cual fue admitida a trámite.

Por su parte, las autoridades mexicanas lanzaron una petición de ayuda ante la cual la Fiscalía Provincial de Madrid inició una investigación que finalmente culminó sin proporcionar certezas sobre el origen de la denunciante, aunque esta sí que pudo conocer detalles de su pasado útiles para la reconstrucción de su historia.

Así pues, desde el despacho de abogados que lleva el caso de Ceballos se ha apuntado que esta decisión de la Justicia de México permitirá que se continúe con la investigación de "hechos relevantes" como la implicación de las autoridades estadounidenses en España, la de los funcionarios mexicanos que participaron en el ingreso al país, o el papel de los arzobispos de Mérida y Madrid, entre otros asuntos.

"La decisión del juez de control respecto del caso de Lily abre una ventana a la esperanza para que ella pueda conocer su origen verdadero, después de décadas de sufrimiento moral y psicológico. Desde Amnistía Internacional seguiremos apoyando las acciones que permitan a Lily, y a miles de personas en situación similar, restaurar su derecho a la identidad, a la nacionalidad y al nombre", ha expresado la directora ejecutiva de Amnistía Internacional México, Edith Olivares Ferreto.

'BEBÉS ROBADOS' EN ESPAÑA

El pasado mes de marzo, Amnistía Internacional lanzó un informe bajo el título 'Tiempo de verdad y de justicia' en el que se ponían de manifiesto los "obstáculos y dificultades" que enfrentan en sus proceso de búsqueda aquellas personas que desean conocer su identidad y su origen, o de las que sospechan haber sufrido la sustracción de sus hijos.

El informe recoge denuncias y testimonios de personas de España que pudieron ser objeto de desaparición forzada, o de sustracción y sustitución de sus identidades desde finales de la Guerra Civil hasta los primeros años de la democracia.

El "desinterés" y la "connivencia" del Estado "ha hecho imposible hasta ahora que lleguen hasta el final la mayoría de las investigaciones judiciales y no han facilitado el acompañamiento de las autoridades españolas a las personas inmersas en estos procesos de búsqueda".

Por esto, Amnistía Internacional ha pedido a España que "cumpla con las recomendaciones de Naciones Unidas" y busque e identifique a quienes podrían haber sido víctimas de apropiación, desaparición forzada o sustitución de su identidad, y que lleve a los responsables ante la Justicia.