Publicado 30/09/2021 18:08CET

México.- López Obrador se compromete a hacer públicos los testimonios de militares en el marco del caso Ayotzinapa

Archivo - El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador
Archivo - El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador - PRESIDENCIA DE MÉXICO - Archivo

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se ha comprometido a hacer públicos los testimonios dados por miembros del Ejército en el marco del caso Ayotzinapa después de que la Fiscalía citara a declarar a más de 40 militares.

La entidad entregó 239 documentos con zonas clasificadas en relación con las declaraciones del personal militar, lo que podría contener información sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En una rueda de prensa, López Obrador ha matizado que "es importante que se aclare que hay voluntad política para conocer todo lo relacionado con el lamentable caso de Ayotzinapa". "Hay instrucciones para que no se oculte información, que no se proteja nadie", ha recalcado, según informaciones del diario 'Milenio'.

Así, ha indicado que se han hallado archivos "muy importantes" al respecto y ha destacado la necesidad de que se aclare que "hay voluntad política para conocer todo lo relacionado con el lamentable caso".

"Los investigadores están teniendo acceso. No tenemos nada qué ocultar. El que nada debe, nada teme y queremos saber dónde están los jóvenes y es nuestro compromiso con los padres. Los conservadores quisieran que fracasáramos y estamos trabajando todos los días y no hay impunidad para nadie. Ya no se protege a políticos y militares", ha dicho.

Los 43 alumnos de la Escuela Normal de Ayotzinapa, estado de Guerrero, desaparecieron la madrugada del 27 de septiembre de 2014 en el vecino municipio de Iguala durante una protesta contra las autoridades locales.

La primera versión oficial fue que fueron sorprendidos por la organización criminal Los Rojos, como parte de un ajuste de cuentas entre grupos rivales, y que los sicarios los mataron e incineraron y se deshicieron de sus restos en el basurero de Cocula, hechos ahora refutados por una nueva investigación.

Contador