López Obrador culpa al Estado de las masacres y desapariciones registradas en México

López Obrador durante su discurso en la Plaza de las Tres Culturas
REUTERS / HENRY ROMERO
Actualizado 25/10/2018 8:45:45 CET

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, ha culpado este miércoles al Estado de las masacres y desapariciones acontecidas en el país norteamericano.

Tras dos meses y medio reuniéndose con las víctimas, López Obrador (AMLO) ha indicado que el Estado es el responsable último de dichos casos, por lo que acabará con la estrategia de guerra y la sustituirá "escuchando a los afectados", según ha informado el diario local 'El Sol de México'.

El Consejo Nacional para la Paz estará constituido por víctimas, organizaciones eclesiásticas, órganos defensores de los derechos humanos nacionales e internacionales, y la sociedad civil en general.

Por otra parte, el futuro dirigente ha alertado de que el modelo económico neoliberal es la causa de la violencia e inseguridad en el país y ha subrayado que la política antidrogas del próximo Gobierno se implementará "libremente, como país soberano".

"El nuevo gobierno federal no apostará a la guerra para atender el problema de la inseguridad", y el futuro presidente "nunca ordenará la represión hacia los ciudadanos; por el contrario, atenderán las causas de la inseguridad y de la violencia que son resultado de 30 años de política económica neoliberal", ha manifestado.

En el último de los foros de consulta para la Pacificación y la Reconciliación Nacional, el Gobierno que encabezará López Obrador ha aseverado que protegerá los Derechos Huamnos en todo momento y que "llegará a la verdad y buscará la justicia en todos los casos". Entre ellos ha destacado el de los 43 estudiantes de la escuela normal rural de maestros de Ayotzinapa, desaparecidos desde septiembre de 2014 en el estado de Guerrero, uno de los más violentos del país.

Asimismo, el próximo mandatario se ha comprometido a escuchar a las víctimas y sus familias "con las puertas del país abiertas a organizaciones como Naciones Unidas".

No obstante, ha precisado que las decisiones las tomará en un marco de soberanía e independencia, "sin subordinarnos a ninguna nación extranjera".

Contador