López Obrador defiende su intención de dialogar con el crimen organizado para garantizar la paz en México

Andrés Manuel López Obrador
HENRY ROMERO / REUTERS
Actualizado 23/12/2017 22:47:34 CET

MADRID, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

El candidato presidencial del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de México, Andrés Manuel López Obrador, ha insistido en que está abierto al diálogo con bandas del crimen organizado como forma de alcanzar la paz en el país.

"Se puede dialogar con todos, hay que buscar el diálogo y que se termine la guerra y se garantice la paz. Ya no se puede seguir con lo mismo. Es doloroso que todos los días haya asesinatos", ha declarado durante un mitin en el estado mexicano de Hidalgo, según ha recogido el diario 'El Universal'.

López Obrador ha dicho que hay que "tratar el asunto sin cortapisas" y que intentará todas las opciones y alternativas para garantizar la paz, incluida la amnistía, como parte de un plan integral que dará a conocer en enero.

Su adversario político, el secretario general del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Ángel Ávila Romero, ha dicho que la postura de López Obrador se burla de las víctimas. "La propuesta es la negación y la burla de la Justicia mexicana para las millones de víctimas que ha dejado el crimen organizado. López Obrador se equivoca al creer que se puede negociar con la delincuencia. Esta propuesta se burla de las víctimas", ha remarcado.

"¿Cómo cree López Obrador que una madre cuyo hija asesinaron o una persona que tiene un familiar desaparecido va a estar satisfecha con un diálogo con los delincuentes?", ha concluido.

Las estadísticas oficiales mexicanas recogen 23.101 homicidios dolosos entre enero y noviembre de este año, lo que sitúa a 2017 como el año más violento de las últimas dos décadas pese a los esfuerzos políticos por abordar esta cuestión.

El pasado 15 de diciembre, la Cámara de Diputados mexicana aprobó en este sentido la Ley de Seguridad Interior, que permite el despliegue de las Fuerzas Armadas en las tareas de seguridad ciudadana, aunque esta medida ha suscitado dudas para Naciones Unidas y otras organizaciones pro Derechos Humanos.