Publicado 25/10/2020 01:02CET

México.- López Obrador desoye las críticas de congresistas estadounidenses y mantendrá su política energética

El presidente de México, Andres Manuel López Obrador
El presidente de México, Andres Manuel López Obrador - Hugo Garcaa/EELG Agency via El U / DPA

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha asegurado este sábado que continuará con su política energética y ha mostrado su rechazo a la carta en la que un grupo de congresistas estadounidenses le pidieron a Donald Trump que mediara con él para que siguiera los criterios inversores del anterior ejecutivo.

"A mí no me paga Repsol, me pagan los mexicanos", ha asegurado el presidente del país norteamericano, cuya política energética busca aumentar el peso de las instituciones públicas, según ha informado el diario 'La Jornada'.

Los 43 congresistas estadounidenses hicieron pública una carta en la que aseguraban que la voluntad de López Obrador de incrementar la producción nacional de energía a través de empresas públicas incumplía el tratado comercial que México firmó con Estados Unidos y Canadá.

López Obrador anunció la posibilidad de una reforma constitucional para poder dar marcha atrás a la apertura a inversores extranjeros del sector energético que impulsó el Ejecutivo anterior de Enrique Peña Nieto.

Esto ha causado rechazo en estos representantes políticos, ya que gran parte de las exportaciones energéticas estadounidenses están dirigidas a su vecino sureño.

El presidente mexicano ha señalado en una comparecencia ante los medios, realizada mientras asistía a unas obras de reforma de una central termoeléctrica, que el sector energético no fue tratado en los tratados negociados con Estados Unidos y Canadá.

LÓPEZ OBRADOR CRÍTICO CON LAS ENERGÉTICAS ESPAÑOLAS

No es la primera vez que López Obrador carga contra una empresa española. Anteriormente, ya se había mostrado crítico con Repsol y había acusado a uno de sus antecesores, Felipe Calderón (2006-2012), de entregar numerosos contratos públicos a la compañía española.

También Iberdrola ha recibido esta semana los ataques del mexicano, ya que la acusó de ser "un monopolio de la generación eléctrica en el país".

Estas críticas se dieron después de que la compañía española anunciara que paralizaba sus inversiones en el país hasta que se aclarara el marco legal.