Publicado 04/11/2020 17:41CET

México.-López Obrador pide a Videgaray que declare ante la Fiscalía por el caso Odebrecht: "El que nada debe, nada teme"

El exministro mexicano de Exteriores Luis Videgaray.
El exministro mexicano de Exteriores Luis Videgaray. - GETTY - Archivo

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha pedido este miércoles al exministro de Exteriores Luis Videgaray, que estuvo al frente de la cartera durante la Administración del expresidente Enrique Peña Nieto, que se preste a declarar ante la Fiscalía por el caso de corrupción en torno a la constructora brasileña Odebrecht.

Así, el mandatario mexicano ha insistido en la importancia de acudir a declarar de manera voluntaria porque "el que nada debe, nada teme". En este sentido, ha destacado que los procesos judiciales no deben ser arbitrarios y deben basarse en pruebas.

En una rueda de prensa, López Obrador ha reiterado la importancia de que "no tengan que pagar justos por pecadores", si bien ha aseverado que a veces es mejor "no esperar a que haya un juicio para declarar".

"Si se está mencionando que una persona está involucrada o se le está acusando y es inocente, pues que muestre disposición para declarar, presentarse, el que nada debe nada teme", ha dicho, según informaciones del diario 'El Universal'.

Asimismo, ha resaltado que "si no se hace de esta forma (...) se puede esperar a los procedimientos, que no deben ser arbitrarios, que tiene que basarse en pruebas, se tiene que integrar las averiguaciones, el juez tiene que autorizar la orden de aprehensión, existe el derecho de amparo".

López Obrador, que ha negado que se haya emitido una orden de arresto contra Videgaray, ha pedido, además, "no alarmarse" dado que los procesos pueden "tardar tiempo".

El exministro, que ha sido acusado de "traición a la patria", ha sido imputado por supuestos delitos de soborno por un valor de 10,5 millones de dólares para la obtención de contratos por parte de Odebrecht.

Los fondos en cuestión habrían sido utilizados para lograr contratos pero, además, para la campaña del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en las elecciones presidenciales de julio de 2012.